Lo nuevo de Mint Julep «In A Deep and Dreamless Sleep»

In a Deep and Dreamless Sleep’ tiene algo de shoegaze, mucho de dream-pop, y todo un mundo electrónico que lo llena de coherencia

Mint Julep «In A Deep And Dreamless Sleep». Hay que reconocer que Mint Julep, el dúo formado por el matrimonio Kenniff, se está haciendo con una discografía de lo más interesante.

Lo que empezó siendo un proyecto de dream-pop con tintes electrónicos, se convirtió en todo un torbellino sintético en su anterior trabajo, y ahora vuelven a darle una vuelta de tuerca a su sonido.

Estamos ante su trabajo más introspectivo, y ante una colección de canciones que funcionan como un conjunto sonoro único. Y es que, según ellos mismos, han dejado de lado el típico “estrofa/estribillo/estrofa”, y se han decantado porque sean las texturas sonoras las que guíen el disco. Algo que funciona muy bien.

De hecho, su punto de partida fueron las melodías que creaban con sus sintetizadores analógicos. A partir de ahí, dejaron que cada canción fluyera por sí misma. Aquí no hay instrumentos que se lleven el protagonismo, o estribillos ultra pegadizos que se te hagan quedarte con la canción a las primeras de cambio. Pero sí es cierto que han conseguido que el disco resulte de lo más atrayente y atractivo.

Creo que no hace falta decir que estamos ante un trabajo que requiere una escucha completa del tirón. Esa coherencia sonora que tiene hace que te metas en su particular mundo ensoñador, y que no salgas de ahí en sus 45 minutos de duración.

Y sí, juegan muy bien sus cartas, porque, “A Rising Sun” y “Black Maps”, los dos temas que sirven de apertura, son perfectos como introducción a este mundo. De hecho, también se podría decir que son los más pop y directos de todo el disco.

Y es que, a partir del tercer tema, entran de lleno en un mundo más denso y onírico, que solo se ve alterado por el poso dance que tiene la estupenda “Lost”, o por las cajas de ritmos un tanto más animadas de “In The Ocean”.

Pero no pasa nada, porque, como ya he dicho antes, consiguen que la cosa fluya. Y, de hecho, temas como “Mirage”, “Lure” o “Pulse”, son de lo más bellos. Además, cierran muy bien el disco con “Westerly”, en la que nos presentan una canción más luminosa y algo más esperanzadora. De hecho, se podría decir que no casa muy bien con el resto del álbum, pero da igual, porque es maravillosa.

Mint Julep arriesgan en su cuarto trabajo y la jugada les sale redonda. De hecho, creo que hay que ir metiéndolos entre lo mejor del dream-pop actual. Se lo merecen.

Mint Julep «In A Deep And Dreamless Sleep». Fuente: yellowsnow77