El hombre, en su orgullo, creó a dios a su imagen y semejanza. Friedrich Wilhelm Nietzsche.