Las fronteras no existen en los desnudos de Viktoria Andreeva

Desde una perspectiva filosófica, el cuerpo humano también puede estar relacionado con conceptos de límites y fronteras en términos de la experiencia humana.

Las fronteras no existen en los desnudos de Viktoria Andreeva. Algunos filósofos han reflexionado sobre los límites de la experiencia corporal y cómo estos pueden influir en la percepción de la realidad y la identidad personal, algunos artistas, también.

Como la fotógrafa austriaca Viktoria Andreeva,  que explora la belleza del cuerpo humano a través de imágenes sublimes que resaltan el poder de sus movimientos y expresión.

Viktoria abraza el cuerpo humana para relexionar sobre las fronteras o sobre las ausencia de ellas. La distorsión de la figura tiene como objetivo difuminar la línea entre la realidad y la ilusión, lo natural y lo artificial. Juega con opuestos elementales y simbólicos que se contradicen a primera vista.

Su obra busca conectar y comunicarse con el espectador, abriendo un campo para la interpretación de la narrativa. Como exbailarina de ballet, el amor y la pasión de Viktoria por el arte del movimiento han influido profundamente en su estética.

Las fronteras no existen en los desnudos de Viktoria Andreeva. Un poco más sobre la artista;:

Viktoria Andreeva BIO Viktoria Andreeva es una fotógrafa artística centrada en el cuerpo como elemento principal de la composición. La distorsión de la figura pretende trazar la línea entre la realidad y la ilusión, lo natural y lo artificial.

Juega con opuestos elementales y simbólicos que se contradicen a primera vista. Su trabajo busca conectar y comunicarse con el espectador, abrir un campo de interpretación de la narrativa.

Como ex bailarina de ballet, el amor y la pasión de Viktoria por el arte del movimiento han influido profundamente en su estética. Nacida y criada en Bulgaria, en 2015 se mudó a Viena, donde se licenció en Fotografía y Medios Audiovisuales en la Facultad de Artes Die Graphische.

Durante sus estudios, comenzó a trabajar en uno de sus proyectos más importantes hasta el momento: un libro que representa las muchas caras del ballet. Este trabajo contiene un trabajo fotográfico centrado en seis bailarines de ballet de la Ópera Estatal de Viena, junto con entrevistas y una visión de su mundo.

Como ex bailarina de ballet, el lenguaje corporal siempre ha sido una de mis mayores pasiones. Es por eso que la figura juega un papel tan importante en mi fotografía. A menudo observo y capturo sus curvas de una manera abstracta y surrealista, buscando enfatizar el cuerpo como elemento de composición escultórica.
La distorsión de sus formas difumina la línea entre la realidad y la ilusión, lo natural y lo artificial. Al ocultar y revelar partes de él, trato de crear un mundo místico que deja preguntas abiertas para el observador. Veo el renacimiento, la creación y la metamorfosis como el núcleo de la identidad humana y pretendo incorporarlos en mi trabajo a través de motivos florales

Las fronteras no existen en los desnudos de Viktoria Andreeva. Por Rose Sioux.