La América olvidada por Meryll Rogge

Meryll Rogge cuestiona las tergiversaciones poéticas, los íconos y otros clichés que conforman un fenómeno cultural popular americano

La América olvidada por Meryll Rogge. Inspirada de un viajes a EEUU, la diseñadora belga compuso una visión fantasiosa y ligeramente distorsionada de América para transmitir una serie de recuerdos dulces y tristes de esta cultura familiar ahora olvidada.

Pragmática ropa universitaria mezclada con piezas de noche drapeadas de seda y lúrex, jerséis bicolores de punto doble con mangas raglán, calcetines deportivos y estampados integrales de cuadros y rayas sobre raso de viscosa, sacados directamente del casillero de un atleta.

Proporciones sobredimensionadas, deconstrucción y reconstrucciones vistas al revés, superpuestas y al revés… Una colección ecléctica llena de contrastes y una sensación de caos en las piezas de las prendas. Ejemplo de ello es la falda convertida en camiseta y un abrigo azul deconstruido al revés al que se aplicaron obras del archivo de Bischof, algunos con mensajes casi como los carteles en las paredes pero con flecos añadidos.

Meryll Rogge ha establecido rápidamente un lenguaje de diseño fluido y muestra imágenes eclécticas de América para reivindicar una serie de recuerdos de esta cultura familiar olvidada

Meryll Rogge

Es un momento en el que es muy difícil permanecer en silencio, dijo Meryll Rogge. Para ser honesta, no creo que la colección sea una declaración política. Creo que es más como una declaración humana, o una declaración de mujer.

Tras trabajar junto a Marc Jacobs y Dries Van Noten, la diseñadora belga Meryll Rogge indaga en su propia identidad a través de su firma homónima. Prendas coloristas de calidad sobresaliente en las que se nota la huella de los maestros.