No más millonarios como Musk para resolver problemas

Twitter se ha convertido en el centro de la polémica en el mundo del Internet desde que Elon Musk tomó las riendas de la empresa.

No más millonarios como Musk para resolver problemas. Mientras que los críticos de Musk hablan de una especie de armageddon en Twitter y vaticinan una especie de migración masiva seguida por una autodestrucción, él afirma que las cosas nunca habían estado mejor. 

Una de las recientes celebridades que han abandonado la red social es el músico Trent Reznor, uno de los más brillantes músicos de las últimas generaciones. El líder de Nine Inch Nails anunció que dejaría este sitio y añadió:

No necesitamos la arrogancia de la clase multimillonaria que siente que puede venir y resolver todo. Incluso sin él allí, siento que [Twitter] se ha convertido en un ambiente tóxico. Para mi salud mental, necesitó desconectarme. Ya no me siento bien estando allí.

Las palabras de Reznor hacen eco de un sentimiento común entre los detractores de Musk y de la «clase multimillonaria», que toma los problemas del mundo como su proyecto de conquista (conquista de un nuevo mercado o de un nuevo juguete). Por supuesto, cuando dicen estar resolviendo los problemas del mundo, suelen estar resolviendo más bien la última ambición de su ego.

No más millonarios como Elon Musk para resolver problemas. Después del anuncio de que dejaría su cuenta, Musk, quien se ha convertido en el principal influencer de Twitter, criticó a Reznor diciendo que es «un llorón».

Todo esto en un momento en que el flamante nuevo dueño de Twitter ha decidido reactivar cuentas de importantes personajes ligados a la derecha y la «desinformación» (particularmente sobre los efectos de las vacunas).

Por ejemplo, los comentarios de Reznor llegaron horas después de que Musk reinstaló la cuenta de Donald Trump, después de someter la decisión a una encuesta de Twitter y anunciar el resultado bajo la idea de que «el pueblo» se había expresado. Y, por supuesto, también se discuten los despidos y renuncias en Twitter, que han hecho que la fuerza laboral sea reducida a una pequeña fracción de lo que tenía la empresa.

Sin embargo, en medio de este estado salvaje, Musk ha presentado estadísticas (que algunos cuestionan) que muestran que en días pasados Twitter consiguió el máximo de nuevos usuarios. 


No más millonarios como Elon Musk para resolver problemas. Por PEDRO LUIZAO