Asun Glez & Franck Sastre: arte acción

El arte tiene la capacidad de despertar, de accionar y levantar pensamientos e ideas. Los cuatro valores en las pinturas de Asun Glez & Franck Sastre

Asun Glez & Franck Sastre: arte acción. El «artivismo» se define como una hibridación entre el arte y el activismo. Arte reivindicativo y de resistencia. Visibilidad, durabilidad y riesgo son los rasgos específicos de una intervención que conlleva una invitación a la reflexión.

El «artivismo» desarrolla un lenguaje de libertad y autonomía que se mueve fuera de las normas culturales fijas, de los cánones académicos, de la estética y de la tendencia mayoritaria. Se trata de una intervención sin límites de acción, donde se desdibujan las líneas conceptuales de los espacios.

El arte conceptual de los años 50 aporta un rasgo clave en el desarrollo del artivismo: confrontar y cuestionar la idea de producir obras de arte tradicionales, donde el resultado final no es tan importante como el proceso en sí mismo. Los artistas conceptuales generan obras que no se pueden clasificar de acuerdo a las tradiciones artísticas, reflejando con frecuencia su desencuentro político y social.


A esto se suma los movimientos sociales de finales del siglo pasado adyacentes a la antiglobalización que siguen desarrollándose en el siglo XXI a través de la generación de nuevos códigos visuales e intervencionistas en el espacio público.

Podríamos ubicar los orígenes del artivismo en las vanguardias artísticas del siglo XX: dadaísmo, futurismo y surrealismo. El desarrollo de la perfomance, videoarte o arte conceptual a lo largo del siglo pasado son elementos esenciales que provocan la desmaterialización del objeto artístico, como desarrolla Valdevieso en su artículo «la apropiación simbólica del espacio público a través del artivismo.»

Arte acción y los cuatro valores en las pinturas de Asun Glez & Franck Sastre

Los cuatro valores que casi siempre van en las pinturas de Asun Glez & Franck Sastre, que son para ellos un principio sociologico en una vida comunitaria y de respeto, de la que no cabe discusión política sino simplemente respeto a lo diferente y sin ofensas entre iguales que tú.
La pintura que hacen desde hace años Asun Glez y Franck Sastre pintando juntos o por separados siempre va acompañada de ese pequeño mensaje cada vez que pintan un rostro o un animal. Conlleva de forma automática en su mente ese pensamiento y no solo el de la creatividad artística.


Eso es como el que califica una pintura de «es una mierda o esta chupado, lo hace cualquiera», pues detrás de ello está la creatividad de una persona.

Vale el pensar que no te gusta cuando hay una crítica constructiva. Pues de la misma manera pensamos que el abandono o maltrato animal de una persona es de un ser vacío y sin sensibilidad humana.

Parece que no se entiende que en el planeta no solo vivimos los humanos sino más seres vivos donde cada día les dejamos con menos espacio para vivir, «ya no te digo nada por el que piensa que por ser de una raza u otra está por encima del otro ser, como puede pasar en el sexo de cada individuo que es personal y acorde a la voluntad de cada uno sin obligar o forzar»-.afirma Asun Glez.