Toshio Saeki y Fumie Taniyama y su perversa erótica

Hay algo realmente erótico y excitante en todas esas perversiones que no verbalizamos, en todas esas fantasías que soñamos con cumplir desde nuestros fueros internos oscuros, anhelantes y sexuales.

Toshio Saeki y Fumie Taniyama y su perversa erótica. Sin la menor duda materializó nuestros tabués carnales con mucho éxito en la década de los años 70. Fue un artista japonés igual de controvertido que de aclamado. Se hizo famoso por sus pinturas y dibujos centrados en el erotismo o la violencia.

Considerado por muchos y muchas como un maestro de la ilustración y la pintura, en 2010, este maestro de la vanguardia japonesa reinventó sus obras de arte más icónicas para una serie limitada en colaboración con Fumie Taniyama.​

Inspirado en los dramas del período Samurai, los espíritus sintoístas y el folclore japonés, Saeki hizo alarde de una serie de tabúes acérrimos con su erotismo sexualmente explícito. Su trabajo ha sido descrito como una versión moderna del arte japonés de Shunga, que circuló ampliamente entre 1600 y 1900.

Toshio Saeki y Fumie Taniyama y su perversa erótica. En sus obras, combina sangre, sexo y humor y están protagonizadas por cortesanas, geishas, ​​yokai, monstruos y espíritus.

Por todo esto, Fumie Taniyama realizó una serie de serigrafías  reinventando una serie de obras icónicas de Toshio Saeki de la década de 1970.

Su trabajo apareció por primera vez en la revista Heibon Punch tras numerosos rechazos, y lo llevó a crear la portada del álbum Some Time in New York City de John Lennon y Yoko Ono en 1972.

Las serigrafías aparecen impresas en papel de morera hecho a mano por Fumie Taniyama. En las imágenes lascivas y lujuriosas una cabeza incorpórea flota con un feto o un espíritu rojo conjura un viento que levanta la falda de una joven.

Las imágenes oníricas atestiguan la ambición de Toshio Saeki de explorar los reinos más profundos del inconsciente, caracterizado por lo que el crítico David Rosenberg ha llamado líneas claras e intenciones oscuras.

Sin embargo, el trabajo de Toshio Saeki no se trataba solo de erotismo; en 1991 publicó Tricks for Kids, uno de los tres libros infantiles producidos por el artista durante su vida. Esta serie que apela a nuestros deseos más oscuros, fue lanzada por Gallery Da-End.


Toshio Saeki y Fumie Taniyama y su perversa erótica. Por Walter Ego