La Mujer de Verde, ahora también ofrece cenas

Es uno de los restaurantes veganos y vegetarianos más antiguos de Palma. Puedes ir tanto a desayunar como a comer, merendar o ahora también a cenar. Si señoras y señores a partir del uno de septiembre ya se puede ir a cenar en La Mujer de Verde.


La Mujer de Verde, ahora también ofrece cenas. Ofrecen un increíble menú y están muy concienciados con los alérgenos, que aparecen bien identificados en su carta. Comida y postres caseros en un local de toda la vida. La Mujer de Verde es uno de los mejores restaurantes veganos de Palma por su maravillosa variedad de platos elaborados, tanto vegetarianos y veganos como opciones sin gluten con toques internacionales que te harán recorrer el mundo.

Juanjo Ramirez


En su carta descubrirás deliciosos platos como la tabla de quesos que ofrecen de viernes a domingo. Sus llonguets están hechos con pimentón tap de cortí, sésamo negro y masa madre de centeno y elaborados en su cocina.

El Arce, por ejemplo es un revuelto vegano con cherries y setas. El Bagel Jade que sirven de viernes a domingo lleva una deliciosa crema de anacardos, hojas de acelga roja, carpaccio de remolacha, naranja y aceituna verde. Y si te apetece algo dulce te recomendamos degustar Pistacho, una tostada con crema de chocolate blanco de coco y pistacho casera con tartar de fresas. ¡Una pasada!

Terraza LMDV

La terraza de La Mujer de Verde se despliega en una de las esquinas a la Plaza Porta Santa Catalina en Palma, una plaza dedicada al arte contemporáneo y la cultura local. Es conocida popularmente como la «plaza de la casa al revés», debido a la escultura que se encuentra en el centro de la misma, obra del artista Dennis Openheim y oficialmente titulada «Device root out evil».

«Device root out evil» obra del artista Dennis Openheim

Rodeando la casa hay unas enormes palomas de granito, obra del artista Ben Jakober, cofundador del museo de Sa Bassa Blanca, en Alcúdia. Si quieres ver más obras de arte, Es Baluard Museu d’Art Contemporani de Palma está justo al lado. A la esquina opuesta al museo se encuentra La Mujer de Verde y la biblioteca pública Can Sales y detrás de ésta, la iglesia de la Santa Cruz, que fue una de las primeras iglesias construidas en Palma.

Palomas de granito, obra del artista Ben Jakober

La Mujer de Verde, ahora también ofrece cenas. Texto: RS

WEB INSTAGRAM

Plaça de la Porta de Santa Catalina, 1. Palma. Mallorca. Tel. 871 17 37 39