La banda Jabu sacan «Sweet Company», su segundo álbum

El trío Jabu nacido de la comunidad Young Echo de Bristol saca su segundo álbum Sweet Company

La banda Jabu sacan «Sweet Company», su segundo álbum. Es el proyecto que más ha costado crear desde el engendro que fue y todavía es de forma espiritual Young Echo, una comunidad de artistas jóvenes de Bristol que consiguieron crear su propio camino.

Después de Kahn & Neek, de Sam Kidel, de Vessel, de Ossia o Killing Sound, llegan Jabu: un trío formado por Alex Rendall, Amos Childs y Jas.

La banda de Bristol Jabu apunta a conexiones evidentes con Massive Attack, Cocteau Twins, Smith & Mighty o Grouper

La voz de Jasmine es un instrumento pictórico y de textura estratificado y difuminado en la abstracción, resistiendo los límites del lenguaje. Las canciones en las que canta son portales a vastos paisajes internos donde las reglas normales de la gravedad están suspendidas.

La banda Jabu sacan «Sweet Company», su segundo álbum. Cada sonido está ahogado en una resonancia similar a una catedral, y estás a la vez temeroso y esperanzado de que nunca volverás a encontrar el camino de regreso.

Alex adopta una táctica pop más narrativa, confesional y no menos atractiva: como en los dos pasos vaporosos y desacelerados de ‘Lately’, con sus súplicas masoquistas y burlonas de «sé cruel conmigo […] Me gusta cuando haces el ridículo”.

Childs tiene el oído de un verdadero fanático del hip-hop para una muestra impactante, y cómo hacer un bucle con el efecto más hipnótico y arrebatador, pero aquí lleva las cosas a lugares cada vez más poderosos y más asombrosos y auténticos.

Inspirándose en la felicidad voidal de shoegaze (La épica 69 amniótica del dream-pop de AR Kane es una influencia citada) y las perturbaciones del espacio tiempo del dub, dominando tanto una delicadeza de gotas de lluvia sobre telarañas como una inmensa presión oceánica.

Sus producciones parecen resistir la progresión lineal; en cambio, se mueven por una especie de difusión imparable, como las malas hierbas que reclaman un jardín descuidado o la flora alienígena que modela el fondo del mar y las cuevas de coral del nivel subacuático de un juego de ordenador que puede existir solo en su imaginación.

La banda Jabu sacan «Sweet Company», su segundo álbum. Misticismo poético vivo y energizante a dos pistas con efecto más hipnótico y arrebatador

Quizás sea Daniela Dyson, la artista afrocolombiana británica que aporta su misticismo poético vivo y energizante a dos pistas, quien mejor resume la ambición y el efecto de Sweet Company: “Me quiero perder en los momentos tan puros en su esencia que Las Horas mismas se para ser testigo de nuestro amor”(Quiero perderme en los momentos tan puros en su esencia / que Las Horas mismas se detienen para dar testimonio de nuestro amor…).

Durante una preciosa media hora, estamos invitados a celebrar la pequeñez de nuestras vidas y la grandeza ilimitada que contiene esa pequeñez. Cuando termina, nos alejamos del borde, pero las cosas ya no son lo mismo: estamos obsesionados por lo que casi supimos brevemente.

Volvemos a Sweet Company, el segundo álbum de Jabu. Su primer LP, Sleep Heavy, fue una exploración inquebrantable del dolor, oscura y desencarnada, el alma profunda y sedante de Sweet Company se siente más como una salida de amantes: optimista, en calma, mirando tanto hacia afuera como hacia adentro, y anhelando el tipo. de conexiones humanas donde el ego y la autoconciencia pueden disolverse.

Quizás también sea una exhortación a amarse y aceptarse a sí mismo, a recuperar la inocencia y la paz perdidas, ese paraíso que siempre se ha perdido. Sweet Company es, por un lado, una obra muy íntima y que suena privada: el sonido de la vida se reproduce en una habitación, una burbuja, una casa, una cabeza.

Los ritmos de la domesticidad cotidiana: escuchar las plantas, los coches en la calle, las voces a través de la pared…. ir a trabajar, no ir a trabajar, dormir mucho o no dormir en absoluto. Vacilando al borde de una revelación, de algo más allá del mundo material, mientras esperas a que hierva la tetera.

More info | Facebook