«White Lines», el homenaje narcótico a Ibiza de Netflix

White Lines oposita a éxito catódico del verano y todo ello gracias a unos ingredientes difícilmente resistibles. Por un lado, detrás de la serie de Netflix se encuentra Álex Pina, creador de La casa de papel. Por el otro, una trama que arranca cuando el cadáver de un DJ de Manchester llamado Axel es descubierto 20 años después de su misteriosa desaparición en Ibiza. Su primera temporada, de 10 capítulos, ya está disponible en la plataforma, y para celebrarlo ya hay un nuevo tráiler.

La serie se divide en dos líneas temporales y argumentales que se irán cruzando. Una se centrará en un grupo de adolescentes fans del acid house house, las raves ilegales y el éxtasis que traerán el espíritu de Madchester a Londres. Al final acabarán en Ibiza donde quieren perseguir su sueño de convertirse en súper estrellas DJs.

La acción arranca, eso sí, en la actualidad, cuando la hermana del DJ desaparecido viaja a Ibiza para descubrir lo que pasó. Su investigación la llevará por clubs e incluirá mentiras y encubrimientos, forzándola a enfrentarse a su lado oscuro en un lugar en el que la gente vive la vida al límite con generosas dosis de nudismo, orgías, peleas sangrientas y montones de cocaína.

White Lines, que se rodó en Ibiza y Mallorca, también cuenta con una banda sonora de infarto que junta clásicos de ayer y de hoy de artistas como Happy Mondays, Primal Scream, The Charlatans, M83, Mabel y hasta un alucinante cover del Creep de Radiohead.

White Lines’ está disponible en Netflix.

Fuente: Mario G. Sinde