Los hermanos Chapman sobre la maldad

El Museo ARoS de Arte de la ciudad danesa de Aarhus inauguró el año pasado la exposición March of the Banal, de los artistas británicos Jake & Dinos Chapman. La muestra surge en el marco de Intermezzo, una serie de exposiciones organizadas por la institución que se enfocan en el trabajo de artistas cuya obra explota los rangos sensoriales para estimular los sentidos del público más allá de la vista e involucrarlos de forma activa en las piezas.

Organizada alrededor de dos grandes instalaciones (una de las cuales nunca antes ha sido mostrada al público), la exposición tiene el estilo potente y lúgubre que caracteriza a la obra de los hermanos ingleses. Una de las instalaciones consiste en recrear el escenario de una guerra épica en donde pequeños soldados luchan en una sangrienta batalla. Otra propuesta de los Chapman es una sala familiar cuya decoración y disposición revela los mecanismos de un núcleo altamente problemático.

“La visión artística de los hermanos Chapman se enfoca en la maldad. Los seres humanos, según su propio criterio, no son malvados de nacimiento pero se acercan a la maldad y a la inconsciencia si olvidan que deben detenerse y pensar. Por consecuencia, las fuerzas de la maldad en esta exposición no se encuentran en un arraigo profundo ni en características demoníacas, sino en una imagen de la maldad que vive latente dentro de todos nosotros”, afirma Rasmus Stenbakken, curador del museo, en torno a la temática de la muestra.

Las dos grandes instalaciones incluyen dentro de sus muros distintas representaciones de arquetipos sobre la maldad entre los que destacan unos maniquíes del Ku Kux Klan, una reinterpretación de las atrocidades cometidas por las tropas francesas contra la población española del siglo XIX representadas en las pinturas de Francisco Goya, así como la resignificación de once acuarelas autoría de Hitler compradas y modificadas por los hermanos Chapman.