Estreno del documental «Serás Hombre» en Sala Berlanga de Madrid

Título película: Serás Hombre · Género: Documental  · Duración: 90´· Dirección: Isabel de Ocampo · Dirección de producción: Antonia Casado · Coproducción: Grismedio, Orreaga Filmak, Isabel de Ocampo.

Abuelito dime tu…

Un día vino a mi cabeza esta comparación. La diferencia entre hacer una película de ficción y rodar un documental es esta… Imagina que mamá te dice que tienes que llevar la comida a casa de la abuelita. Tu sabes que hay dos rutas para ir. Una es un autobús de línea que va bordeando precipicios y atraviesa baches y cambios de rasante, pero te recoge a la puerta de casa y te deja en casa de la abuelita. Eso es rodar una película de ficción. Un trayecto peligroso, lleno de emociones cambiantes, pero un trayecto controlado. Puedes prevenir dónde están las rectas y las curvas y aminorar o acelerar en consecuencia.

Puedes ver más en este link: Montaje Teaser documental “Serás hombre”

Un documental, no.

O por lo menos el documental que hemos hecho, no. Ha sido atravesar el bosque con una ingenua caperuza y la comida en la cestita . Donde el guión que yo tenía en la cabeza se iba transformando en directo. Donde todo lo hablado se hacía imprevisible porque los personajes estaban atravesando sus particulares viajes psicológicos y no entendían sus reacciones ni ellos mismos.

Y entonces nos diluvió y no teníamos paraguas, y nos cagó un pájaro y no teníamos pañuelos, creímos que el camino era el de la derecha y no, era el de la izquierda. Las miguitas de pan dejadas antes por otros documentalistas se has había llevado el viento. Y no teníamos ni un triste euro para llamar a un taxi y salir de allí huyendo.

Y entonces llegó la noche, la noche de la enfermedad, pero había que seguir caminando porque pararse es morir espiritualmente. Y seguimos avanzando en la oscuridad mientras nos caían hostias como panes, porque en la oscuridad no tienes claridad mental para verlas venir. Y los tropiezos. Y las zancadillas. Porque al parecer había duendes detrás de los árboles que no querían que acabáramos este documental. Choque de ideas, choque de perspectivas, choques en la manera de ver el mundo. Hay formas distintas de entender por qué tienes que llevar la comida a la abuelita en lugar de ingresarla en una residencia. Y en esa noche oscura del cuerpo, los fantasmas acechaban. ¿Por qué no hice caso a mamá y en lugar de meterme en este bosque lleno de peligros, no cogí ese autobús de línea del que nunca debí haberme bajado?

Pero como dicen los gallegos, nunca choveu que no escampase y llegó la luz. Y de nuevo la claridad para entender el porqué de las cosas. Y por fin logramos neutralizar a todos los lobos del camino y además sin necesidad de ser salvados por el cazador. Y entonces, arribamos a casa de la abuelita, eso sí, haciendo un crowdfunding. Y cuando le dimos su comida, al que luego resultó ser abuelito, salió del cine noqueado y nos dijo. “No se puede negar que este documental te manda al rincón de pensar.” Y ese abuelito sin nietos, que se pensaba que era invulnerable e inmortal y que no necesitaba la comida porque comer, respirar, amar y cuidarse es de débiles… sale del cine y nos mira, orgulloso. Y nosotros más, claro.

Porque hemos logrado tocar eso tan inalcanzable que es la felicidad: una fiesta de adrenalina, oxitocina, endorfinas y feromonas.

Y bueno, al fin entiendes que tu intuición de no ir a casa de la abuelita en el coche de papá y atravesar el bosque en su lugar, era una decisión acertada. Un viaje iniciático y bla, bla, bla del que hemos salido más fuertes y poderosos. Un equipazo que no me ha abandonado y que ha funcionado como una piña… cayendo por un precipicio: descabezados pero unidos. Me da pudor escribir vuestros nombres, pero vosotras y vosotros sabéis.

Y como aquellas paredes gigantes que se levantaban en la peli de Christopher Nolan, el patriarcado está empezando a sentir esa poderosa oposición. Porque el mundo que ha creado es ecológicamente insostenible y humanamente injusto. No es saludable ni para ellos. Para los propios hombres es castrador. No una castración corta-penes sino arranca-corazones. La violencia machista no empieza con un niño pegando a una niña, sino con un padre educando a su hijo para que sea un hombre. Con una sociedad configurando a los niños en las conductas de riesgo y en el rechazo a lo femenino, como este anuncio de Nivea Men lleno de futbolistas famosos que son referentes y modelos a seguir para todos los niños del planeta. Cuando se abre la taquilla y vemos ese set de productos que simbolizan lo femenino solo les falta darse golpes en el pecho para demostrar que ellos no son nenazas aunque hagan lo mismo que las mujeres, echarse crema en la cara. Ese mensaje lo reciben vuestros hijos mientras hacéis la cena. Y también vuestras hijas que interiorizan que lo femenino no mola. Y por eso, cuando llega el siguiente paso, el de la pornografía, encuentran normal que las mujeres sean tratadas de forma humillante.

El patriarcado ya está muerto. Y hay dos clases de hombres y mujeres. Los que han querido enterarse y los que no. Y estos últimos son los más peligrosos porque mueren matando. Mil asesinos de mujeres en España en 15 años frente 729 asesinatos de ETA en 30 años. Ojalá las cifras del terrorismo machista nos manden a todos al rincón de pensar. Y a entender que es en esos mandatos sociales que reciben ellos, donde está el origen del problema.

Os invitamos a todos a ver «Serás Hombre» en la Sala Berlanga (Madrid):21 de Junio a las 21h · 22 de junio a las 18h y 23 de junio a las 21h

www.serashombre.com · www.youwillbeaman.com