Tomeu Lassio | Preparar comida estimula el uso de todos los sentidos

MANIFIESTO DEL COCINERO POR AMOR: Creemos que el cocinero por amor inevitablemente pone su cariño al cocinar y esto es un ingrediente tangible, notable como la pimienta y fuerte como el jengibre. Sentimos que el cariño transforma los alimentos, los calibra y los perfecciona, y hasta hemos llegado a sospechar que a eso la gente le llama sazón. Cocinar es una forma de generar alegría, placer y alimento para el mundo. Ya sea en lo cotidiano, en casa o en ocasiones especiales, en pequeño o en grande, cocinar es una cuota de bien. Se cocina para construir. No se cocina para dañar a otros, sino para alimentarlos. Si la cocina implica todo esto, entonces la actividad de cocinar con alegría ayuda a mejorar un poco nuestro entorno.
Creemos en el respeto por los alimentos y por los recursos. No queremos ser empalagosos ni idealistas, pero con sencillez y honestidad firme, queremos que la cocina sea un homenaje a la naturaleza y un acto de agradecimiento con el mundo.


Creemos que la cocina es un aporte continuo a la cultura y que ayuda a escribir la historia de los pueblos y por eso todo lo dicho lo enfocamos mirando a la cocina de Tomeu Lassio y su autenticidad y el corazón puestos a la hora de aportarnos toda esa magia culinaria. Muchas culturas tienen mitos, símbolos y ritos en torno a su comida y a la forma de prepararla. La cocina y la manera como se cocina, son dos de los aspectos más atractivos al visitar un país o una región del mundo, y es uno de los aspectos que más define la cotidianeidad y la vida de las personas de un pueblo, un país o una colectividad. Un chef arraigado a su tierra, la ama y la trata con conocimiento.


Creemos que el sabor y el saber tienen la misma raíz y eso nos gratifica. El sabor propicia un placer indescriptible, que es parecido al placer que da la seguridad de saber algo. El acto de saborear es el disfrute en sí mismo, como el conocimiento es el sentido en sí mismo. Los sabores rememoran, motivan sensaciones, nos transportan. Unen nuestra parte emocional con la intelectual. Preparar comida estimula el uso de todos los sentidos, por lo cual creemos que cocinar es una oportunidad para vivir con intensidad.
Sabemos que hay personas para quienes la cocina es un trabajo, una rutina necesaria u obligatoria y no necesariamente placentera. A ellos los respetamos, como respetamos y enaltecemos cualquier trabajo en el que sea necesario cocinar.


Creemos en la cocina como actividad placentera y como ritual, como un tiempo para pensar, para reencontrarse con lo sencillo, e incluso como una oportunidad para hacer amistades o acercarse a quien se quiere, si se cocina en compañía. Sabemos que la finalidad de la cocina está en alimentarse. Sin embargo, el sentido de cocinar está, más que en la comida misma, en el proceso y en las infinitas variables que puede tener. Tal como en el antiguo relato de Ítaca, el sentido del viaje no está en llegar, sino en el transcurso del viaje. En suma, en lo que se vive al viajar, o al cocinar.

MALLORCA | Carrer Guillem Santandreu, 38. Lloseta. Tel. 971 51 43 80
Menú degustación (6 pases): 40€ (Bebidas no incluidas)
1-2-3-4-5-6: 13:30 – 15:30h | 20:30 – 23:00h | Domingo cerrado