“Abandonados en el bosque” en Hybrid 2018

Abandonados en el bosque, es una pequeña muestra para el stand de Veo Arte en todas pArtes en Hybrid, que busca reflexionar sobre uno de los cuentos de los hermanos Grimm: Hansel y Gretel. Gracias a una selección de obras de María Pujol, Rosa Juanco, José Luís López Moral, Patricia Mateo y José Antonio Vallejo.

Podrás vistarla del 23-25 de febrero en la feria de arte Hybrid (Hotel Petit Palace Santa Bárbara, Plaza de Santa Bárbara 10, Madrid, <M> Alonso Martínez:

  • Viernes 11:00 a 21:30 horas
  • Sábado 11:00 a 22:30 horas
  • Domingo 11:00 a 21:00 horas

Veremos series como “Shadows & woods” de María Pujol, “Charcos” de Rosa Juanco, “Bodegones del hambre” y “Noli me tangere” de José Luís López del Moral, José Antonio Vallejo nos presentará nuevas obras de su serie “El bosque” y Patricia Mateo nos traerá obras inspiradas en autores como Edward Hopper y El Bosco.

También contaremos con los nuevos números de los libros de artista de la editorial: “La fiesta y el bosque” de José Antonio Vallejo, “Un paseo con Hopper” e “Y comieron perdices” de Patricia Mateo y “Los bodegones del hambre” de José Luis López Moral.

 

HANSEL Y GRETEL DE LOS HERMANOS GRIMM

Los hermanos Grimm nunca pretendieron escribir cuentos para niños, sino recopilar toda una serie de relatos de la tradición oral alemana. Bien es cierto que, finalmente, muchos de estos relatos han sido adaptados por la literatura infantil y algunos de ellos incluso llevados a la gran pantalla por la factoría Disney transformando y simplificando su relato. Otro de los aspectos que hay que tener en cuenta, es precisamente que el origen de estos relatos procede de la tradición oral, por lo que probablemente hubo muchas versiones circulando que fueron evolucionando a lo largo del tiempo.

hermanos-grimm.jpg

Todos conocemos la historia de los dos hermanos que se perdieron en el bosque, que encontraron una casa de caramelo pero, lejos de ser su salvación fue su perdición, ya que una malvada anciana les secuestró para comérselos. Afortunadamente, la astucia de los niños fue lo que finalmente les salvó.

Pero el relato original de los hermanos Grimm es mucho más complejo, recordándonos en ocasiones al cuento de Pulgarcito de Charles Perrault. Los niños no se perdieron sin más en el bosque, si no que su padre y su madrastra decidieron abandonarlos allí hasta dos veces, pues no tenían comida suficiente para los cuatro debido a las hambrunas que la región padecía. La primera vez que fueron abandonados en el bosque se frustró porque Hansel marcó el camino de vuelta a casa con piedras, algo que no fue posible en la segunda ocasión que tuvo que conformarse con trazarlo con migas de pan, que los pájaros se comieron (algo que también ocurre en el relato de Pulgarcito). Una vez abandonados en el bosque tardaron tres días en encontrar un lugar donde guarecerse y durante esos días se alimentaron de frutos del bosque.

Otra de las diferencias con el relato original es la forma en la que finalmente regresan a casa, ya que pese a encontrar un cobijo continuaban perdidos, fue un cisne quién les condujo río abajo hasta su casa. Gretel además encontró en la casa un puñado de piedras preciosas que acabó definitivamente con las penurias económicas de la familia. En definitiva una historia bastante truculenta, que nos abre gran número de interrogantes.

En Abandonados en el bosque, nos centraremos fundamentalmente en los conceptos de abandono y cobijo, donde el bosque y la casa de caramelo nos servirán como metáforas intercambiables de este binomio. Nos cuestionaremos lo negativo y positivo de los dos conceptos y exploraremos sus límites. En Hansel y Gretel, por una parte, el bosque puede presentarse como un lugar temible donde los niños son condenados a su suerte. Sin embargo, los niños encuentran su camino una y otra vez en el bosque frente a la traición de su familia y de la anciana, gracias a su inteligencia. Los niños en todo momento disfrutan de los elementos que se van encontrando en el bosque, de los árboles, los animales, el brillo de la luna… Recordemos también que los niños sobreviven comiendo frutos del bosque durante tres días. De mismo modo, la familia y la casa de caramelo son elementos que a priori se presentan como espacios de protección, pero que en ambos casos se transforman en todo lo contrario.

Mediante las obras que presentamos veremos las diferentes interpretaciones del bosque y el paisaje. También analizaremos otros elementos de la historia como la casa de caramelo, los personajes y los desencadenantes de la historia.

Captura de pantalla 2018-01-18 a las 19.11.50

José Luís López Moral

El principal motor de la historia de Hansel y Gretel es la hambruna que padecía su región propiciando el abandono y seduciendo a los niños con la casa de caramelo. Haciendo referencia a esta carencia tan fundamental en el relato, presentaremos el nuevo libro de artista de la editorial FueraDcarta “Bodegones del hambre” de José Luis López Moral. Una recopilación de pequeño tamaño imágenes de la serie homónima, con un original en su interior.

No faltarán tampoco sus nuevas obras de las series “Bodegones del hambre” y “Noli me tangere”, una buena muestra de los últimos trabajos de experimentación que López Moral realiza sobre el paisaje, el bosque y los elementos que lo componen. Sus obras beben directamente de la estética romántica, dialogando con el expresionismo pictórico de sus inicios, creando atmósferas únicas y embriagadoras de nuestra geografía española.

Captura de pantalla 2018-01-18 a las 19.11.31.png

Rosa Juanco

Charcos / Flaquesd’eau nos invita a pasear un bosque que se nos va desvelando en los sedimentos del suelo y los reflejos de sus charcos. Una mirada poco habitual del bosque, que nos permite ensimismarnos y descubrir las copas de los árboles y el cielo. A través de estas imágenes podemos sentirnos del mismo modo que Hansel y Gretel cuando disfrutaban observando la naturaleza que les sorprende. Con esta serie fotográfica Rosa Juanco captura una serie de instantes que nos sugieren una secuencia donde del gris, emerge cada matiz, color y forma.

Captura de pantalla 2018-01-18 a las 19.10.58.png

María Pujol

El bosque cobra vida en las manos de María Pujol, su técnica del grabado y el trabajo de los materiales es su sello personal. Los guijarros que brillan como monedas, el brillo de las piedras preciosas, el ruido de la madera al chocar contra los troncos, la migas y las paredes de pan y el techo de pastel nos hablan de la sensorialidad del relato y la importancia de los materiales, tal y como sucede en la obra de María Pujol.

Además, en esta ocasión, veremos por primera vez la introducción del color en su serie Shadows & woods. Composiciones construidas cuidadosamente a través de la estampación y recorte.

Captura de pantalla 2018-01-18 a las 19.10.23.png

José Antonio Vallejo

Desde la serie Dendrología, los árboles aparecen en el obra de José Antonio Vallejo, siendo una de las trasformaciones de Marioneta. Gracias a los árboles, se genera un espacio de protección con el que Oso de Peluche, Marioneta y Muñeco Hinchable se relacionan. Además veremos en Abandonados en el bosque la aparición de un nuevo personaje de Vallejo. Conoceremos a Maniquí, un personaje de color blanco que gracias a sus cambios de vestuario es capaz de transformarse en otros personajes, como por ejemplo en la anciana de la casita de caramelo.

En este caso podremos ver que el atuendo de Maniquí tiene cierta influencia del personaje del brujo/bruja de la versión de Hansel y Gretel de Tim Burton.

Captura de pantalla 2018-01-18 a las 19.10.40.png

Patricia Mateo

¿Por qué la casa es de caramelo si cualquier casa les podría servir como cobijo?, ¿qué otras casas de caramelo intentan seducirnos hoy en día? Gracias a una selección de obras inspiradas en Hopper y El Bosco, de Patricia Mateo, reflexionaremos sobre las falsas apariencias y el engaño de la grandilocuencia, metáforas presentes en la casa de caramelo y en los juegos visuales cargados del característico humor de esta gran artista.

¿Quieres conocer la historia original de los hermanos Grimm? Te lo contamos en este hilo.

POR NURIA GARCÍA

Anuncios