Nadie Nunca Nada No (Hybrid art fair & festival Madrid 2017)

Hybrid sigue la estela de las ferias de arte contemporáneo que buscan guarida en habitaciones de hotel. Un modo directo y fácil de evitar la problemática intimidación que sienten muchas personas, igual ante la puerta de una galería que ante la taquilla de ARCO.

LaRetaguradiaDelArteRET
Lo sorprendente es que en esta ocasión existe un nuevo motivo intimidatorio, atado y escondido al fondo del pasillo. Se llama PROVOCACIÓN. Por supuesto nada es fingido, mucho menos preparado. Es real. Tan real como el montón de personajes públicos que volverán a sus almohadas con miles de millones de euros robadosen los bolsillos, provocando y provocando.
Antonio de la Rosaconquista la primera planta del “Pequeño Palacio” de Santa Bárbara a favor de sus amigos: María Perkances, Aaron Jhis Ferriol, Adriana Sepúlveda, Artemio Narro, Teresa Margolles, Mario Canal, Ángela Cuadra, Jano Lozano… Van y vienen. Una sirena de látex, cáscara de plátano, abrigos de visón, una lámpara de rayos uva, altavoces, Xuxa, horchata Chufi, tabaco y otras cosas sabrosas. Servicio de habitación: por el ARCO del triunfo. Un refugio sin secretos. Buscan la experimentación, el absurdo, la diversión, la rebeldía. Y todos estamos invitados.
Si la trasgresión de la norma se considera provocación, ¿quién decide de qué lado está quién?
Quizá no sea el proyecto favorito, el proyecto modelo, el que esperamos encontrar. Pero es quizá el más genuino. Porque no deja de ser un espacio habitacional, perfectamente adaptado a sus cuatro paredes, llenas de vapores, de aliento, oxígeno y humo. Y aunque disimulado, me atrevería a decir que es el más visitado. Porque exige varias incursiones para disfrutar de lo que ofrece: una primera visita es sólo una toma de contacto, la segunda viene con preparación, la tercera denota una curiosidad surgida de un asfixiante ejercicio de autonegación, la cuarta… porque las ha habido… significa el triunfo de la liberación.
María Perkances lleva años dedicada a la performance. Inyectada de punk, transfeminismo, cabaret y la más glamurosa subcultura zombie, Miss Perkances destila libertad y activismo crítico. El sábado por la noche decidió abrir su espacio para acoger una pieza de Antonio de la Rosa. La superación del complejo del cubo blanco, empieza por abrir tus carnes y fundar una galería en tu ano.

PorElArcoDelTriunfo2

“El ser humano siempre ha tenido una relación especial con todo lo que sale y entra en el cuerpo; pero esa relación se intensifica cuando lo que sale vuelve a ingresar en el mismo: tragar lefa, comer mierda, beber orina, etc. María clausura el texto de Brian O’Doherty sobre la necesidad de aislar la obra de arte de su entorno y de todo ornamento, y lo hace abriendo el espacio más político y respondón posible. La acción resignifica el papel del espacio expositivo, resignificando también toda obra expuesta. Y todos están dispuestos a partirse la cara por ello.”(J. Lozano, comunicación personal, 27 de febrero de 2017).
Se invitó a los asistentes a la inauguración, ofreciéndoles una brillantísima lupa de aumento. Oscuridad letal, música hipnótica de Aaron Jhis Ferriol, nubes de nicotina, decenas de personas se agolpan en la puerta. Paralizados o curiosos, nerviosos, sonrientes. Ésta es quizá una de las imágenes que más tiempo quedará en nuestras mentes después de la borrachera semanal. Vibrante y punzante, parece el garaje de un local de variedades retrofuturista.
El Programa Quimera, se comenta, ha sido todo un éxito. Es gratificante encontrar un espacio amigo, ávido por promocionar su actividad a los cuatro vientos. Espacio Naranjo, Se Alquila, Intercambiador Acart, Quinta del Sordo, Atelier Solar, son espacios que luchan por mantener una programación estable bajo el huracán de las dificultades; básicamente financieras. Aprovecho la ocasión para romper una lanza y defender que actualmente son estos proyectos los que atiendengran parte, por no decir todo, del impulso creativo contemporáneo.
“Hace tiempo que el arte huye de ARCO; aunque las galerías siguen tratando de mostrarlo a través de mecanismos de ficción y espacios trucados: los stands. Hace tiempo que el arte tiene otras formas de fricción, otros protagonistas, otros lugares. Hace tiempo que el contexto es esencial y se impone a lo formal por encima de géneros. Desde hace demasiado la mujer se excluye o se exhibe como una antropología singular de la que se espera un compromiso con, precisamente, estas cuestiones.”
“Hacer arte político, decía Adorno, muestra la debilidad del artista. Me temo que lo acontecido en la 101 debilita a Adorno y fortalece el músculo perineal del arte rompiendo otra frontera.” (J. Lozano, comunicación personal, 27 de febrero de 2017).

Por L.M. // www.nadienuncanadano.com