Carlos Prieto «Belleza robada»

EL ÚNICO SENTIDO QUE VEO EN MI ARTE ES SER UN LADRÓN DE BELLEZA

Siempre ha existido una clara relación entre sexo, belleza y arte a lo largo de la historia. El vínculo entre sexo y arte es tan antiguo como la propia historia de la humanidad, no olvidemos que la Venus, de Willendorf y otras figurillas similares, ya desde la prehistoria, eran un canto a la fertilidad, con piezas en las que se marcaban sobremanera los atributos sexuales. Pero aún más interesante es considerar la esencia de aquellos rasgos que todos los humanos encontramos agradables a lo largo de los tiempos y las culturas: la composición básica de lo bello. Pues aquí es donde bucea el artista mallorquín Carlos Prieto con su última exposición, promoviendo lo voyeur desde una visión romántica, sensual. Entendemos que es una nueva etapa en su desarrollo artístico. Él se autodefine como “Renacimiento”. Hay que morír para volver a nacer, en este caso hay que saber morir para renacer en el arte.

AA5I3572

Para Carlos Prieto buena parte de la definición misma de belleza es selección natural por la vía del sexo. Quien dice sexo dice también muerte en un sentido amplio. Al artista le encantaría vivir en una realidad paralela de alguna manera, pero nos cuenta que su naturaleza es profunda, es una evidencia en su arte. La belleza da mucho sentido a su vida. La belleza entendida como máxima expresión de cualquier sentimiento. La belleza no es más que una trampa de la biología por las vías de la neurología y de la selección natural, y el arte es poco más que sexo camuflado bajo una capa de historia y retórica.

Obras inspiradas en la fotografía de Alberto Van Stokkum   // Próxima exposición: 24 de septiembre en Gallerystic Art Gallery, Miami.  Exposición colectiva de Carlos Prieto junto con Domingo Zapata.  carlosprieto.es

AA5I3517

ENG: Throughout history, there has always been a clear connection between sex, beauty and art. The bond between sex and art is as old as humanity itself. Take Willedorf´s Venus figure, for example, and others like it, prehistoric sculptures that where an ode to fertility, which over exaggerated the image of sexuality. But it’s even more interesting to consider the essence of those attributes, that all humans find pleasant regardless of time or culture: the basic composition of beauty. This is where Majorcan Carlos Prieto comes in with his latest exhibition, voyeurism from a romantic and sensual perspective. We understand it as a new phase in his artistic trajectory. He calls himself “renaissance”. One must die to be reborn, and in this case one must know how to die to come back as art.

AA5I3543

MY ART ONLY MAKES SENSE WHEN IT´S STEALYNG BEAUTY

Carlos Prieto believes that the main definition of beauty is natural selection from sex. The very definition of sex is also death, in the very wide sense of the word. The artist would love to live in a parallel universe somehow, but tells us that he has a profound character, which he channels through his art. Beauty makes his life worth living. Beauty understood as the ultimate expression of any feeling. Beauty is no more than a biological trap of neurological connections and natural selection, and art isn´t more than sex camouflaged under history and rhetoric.

AA5I3642

Artworks inspired by Alberto Van Stokkum’s photography   // carlosprieto.es