Por 20 pavos destroza todo lo que quieras en la “Sala de la ira”

Me muero de envidia cada vez que veo a actores lanzar todo tipo de objetos contra la pared en señal de furia. Me gustaría poder yo también lanzar cosas por los aires y sentir esa sensación de abandono insensato, ese permiso para romper cualquier objeto que pille por delante sin ningún tipo de consecuencias. Y ahora, hay un lugar en Toronto donde puedo cumplir mi sueño.

Por solo 20 dólares (unos 18 euros) puedes alquilar una “Sala de la ira” en el complejo Battle Sports de Toronto, donde podrás destruir a tus anchas todo lo que quieras. Tras seleccionar tu herramienta, podrás acceder a una habitación repleta de piezas de porcelana, copas de vino, relojes, mesas, sillas y otra mercancía frágil —selecciona la que más te guste del menú de la Sala de la irá— y, con la banda sonora que tú elijas de fondo, podrás dar rienda suelta a tu furia.