Huid de Orange, son unos ladrones y estafadores

Lo peor que se puede hacer es dejar enquistado el problema. Desde INFOMAG, motivamos a nuestros lectores a no quedarse de brazos cruzados frente a los potenciales abusos de Orange. Os animamos a todos los que hayais tenido problemas con las compañias telefónicas como Orange a que reclameis.Lo peor que se puede hacer es dejar enquistado el problema. Os estafan y mienten con conexiones más lentas de lo prometido, tarifas más caras de lo asegurado, imposibilidad para darse de baja o cobro por servicios nunca solicitados son algunas de las clásicas situaciones susceptibles de presentar una reclamación.

Y para que veáis que es posible os dejamos este link:

Condenan a Orange a pagar 1.000 € a un cliente al que no dio de baja e incluyeron en un fichero de morosos”

Todos sabemos que “Spain is different” y muchos piensan que con devolver el recibo y dejar de pagar sin reclamar todo se soluciona. Y no es así. Las operadoras tienen los medios para perseguirnos. Si la décima parte de los consumidores presentara una denuncia, se acabaría con muchos de los fraudes de las operadoras. El problema es que, por miedo o desconocimiento, ni la milésima parte termina denunciando estos abusos. Os enseñamos un poco cómo…

“Hay mucho miedo a los registros de morosos, pero no debe ser así”.

Las operadoras utilizan la amenaza de incluirte en el fichero de morosos como método coactivo de pago, por si con el envío de la carta, que le cuesta apenas unos céntimos consigue que el usuario pague, por ejemplo, lo que la empresa reclama por darse de baja antes de que se cumpla la permanencia. Si la empresa incluye al cliente en el fichero de solvencia patrimonial sin que se den las condiciones necesarias, el usuario puede demandar por inclusión indebida. “En la mayoría de los casos, tan pronto como se presenta la demanda, la empresa llama al cliente para llegar a un acuerdo“. Es más, antes de incluir al cliente en la lista de morosos, las operadoras suelen dar los datos a una empresa de gestión de cobros para perseguir al cliente para que pague una deuda que no tiene por qué ser cierta: “Esa cesión de datos también es ilegal, se puede denunciar y le corresponden multas de entre 40.000 y 60.000 euros”, destaca el portavoz de FACUA. Las asociaciones de consumidores coinciden en que el usuario debe plantarse ante estos abusos y animarse a reclamar, porque en la mayoría de los casos va a tener la razón. Todas las organizaciones de consumidores tienen formularios para gestionar estas denuncias y aseguran que no cuesta dinero.

Como reclamar individualmente, ¿a qué estás esperando?

Pese a que se pueda proceder por varias vías, os recomendamos que quede constancia de la demanda: “Os sugerimos evitar reclamar telefónicamente. Aunque las operadoras estén obligadas a proporcionar un número de referencia para gestionar nuestra solicitud, siempre es mejor que esta sea por escrito”. Después de 30 días, si la compañía no ha contestado o tú como consumidor estas inconforme con su respuesta, te recomendamos acudir a una Junta Arbitral de Consumo o dirigirse a la Oficina de Atención al Usuario de Telecomunicaciones, dependiente del Ministerio Industria, Energía y Turismo por su mayor agilidad. Como consumidor no tendrás que incurrir en ningún gasto y el laudo arbitral tendrá el mismo valor de una sentencia. Otra opción es si decides reclamar a través del organismo de Industria, la solicitud se podrá presentar por vía telemática o por escrito. El trámite es igualmente gratuito para el usuario y el plazo máximo para la resolución del conflicto es de seis meses