El grafitero que se hizo millonario pintando la fachada de las oficinas de facebook

CUANDO DAVID CHOE FUE CONTRATADO PARA PINTAR LA FACHADA DE LA PRIMERA OFICINA DE FACEBOOK, PROBABLEMENTE NO SABÍA QUE ESTABA REALIZANDO UN TRABAJO POR EL QUE SE HARÍA MILLONARIO. DESPUÉS DE NEGOCIAR CON EL EXPRESIDENTE DE LA RED SOCIAL, SEAN PARKER, CHOE ACEPTÓ COMO MEDIO DE PAGO UN PEQUEÑO PAQUETE ACCIONARIAL DE LA COMPAÑÍA. EN LA ACTUALIDAD, ESTAS ACCIONES TIENEN UN VALOR DE 200 MILLONES DE DÓLARES, MÁS DE 175 MILLONES DE EUROS

bast4

Este graffitero se ha criado en Brooklyn y ha sido una parte muy importante de la escena artística de los últimos 15 años sobre todo gracias a sus pósters y tags. La serigrafía es el medio más ocupado por este artista neoyorquino, pero el collage con icónicas imágenes y logos también ha sido una parte importante de su portafolio.
Poco se sabe de Bäst como persona, tanto que algunos han cuestionado su existencia. Lo mismo se puede decir de su trabajo, del cual poco se sabe aparte de lo que se ve en las calles. Su trabajo en lienzos parece tomar un rumbo distinto: es agresivo y rico, y por eso también extremadamente interesante y apelador.

8211675856_c7a2057974_o-1.jpg~original

ENG: BÄST is the quintessential artist representing Brooklyn, New York. He is also one of the few pivotal figures in the international street art movement to retain a considerable degree of anonymity. Indeed, it is often debated whether he really exists or may be a pseudonym for a side project by another major artist. Without wishing to dispel any enigmatic spell this may cast, we can confirm that he is an individual artist working in a relatively conventional manner.
Bäst’s work is inspired by the early punk flyers of London and New York, playing with a variety of 21st Century icons and appropriating imagery from a variety of media. From advertising to comic book characters, Bäst subverts the familiar and recognisable into distorted counterparts. His collages, wheat-pasted posters and paintings morph Mickey Mouse, Pinocchio and Papa Smurf into multi-eyed sexually charged portraits of their former selves. Food packaging, 50’s newspaper clippings and brand logo’s all feature as the backdrop to his vibrant, brilliantly coloured works.

bast-finster

BÄST: Brooklyn street art