Caris Reid y los arquetipos femeninos de la sanadora

La colección Healer. Feeler. Seer. Seen. de Caris Reid consiste en una serie de pinturas que se inspiran en los arquetipos femeninos de la sanadora y los espacios energéticos entre ellos.

Caris Reid y los arquetipos femeninos de la sanadora. A través de la simetría, el patrón y los símbolos alrededor de sus cuerpos, Reid ha creado una serie de “sanadoras”, una comunidad de mujeres que crean espacios que exploran la feminidad y dan valor al acto de curar.

Estrellas, frutas, ojos, signos de paz e infinito junto con otra iconografía dan a cada figura un significado y una presencia específicos.

Las obras de Reid se basan en su investigación de chamanes y mujeres en las artes curativas, cuyas contribuciones a menudo se subestiman históricamente. La artista presenta sus figuras con una mirada de confrontación audaz y a una escala ampliada. Crea un espacio dedicado a la fusión de energías.

Una serie correspondiente de pinturas que exploran la repetición empleada tanto en el trance chamánico como en las técnicas de curación modernas que inspiran un estado mental de calma. Sus rostros y partes del cuerpo se replican y repiten muchas veces, fusionándose y convergiendo para evocar una especie de estado hipnótico.

El arte curativo de Caris Reid explora la feminidad y da valor al acto de curar

Cada artista tiene una historia única.¿Puedes explicarnos brevemente la tuya? Tuve una infancia nómada, mudándome cada pocos años a nuevas ciudades con mi familia. Fui a la escuela de arte en Boston, viví una década en Nueva York y desde hace unos años vivo en California. Tengo una profunda relación con la pintura y la espiritualidad, y además de la pintura tengo una práctica de tarot bajo el nombre Luminous Palm.

Cuéntanos sobre tu arte. Mis pinturas son principalmente de energías femeninas arquetípicas. Como ocurre con todos los arquetipos, los veo existentes tanto en hombres como en mujeres. Los temas de dualidad, armonía, fuerza y conexión emocional y espiritual a menudo aparecen en mi trabajo. La simetría y la repetición se utilizan en mis pinturas para crear espacios visuales hipnóticos. Las pinturas son planas y de estilo gráfico, lo que aporta audacia e inmediatez, un espacio de contención para lo espiritual, sexual, emocional y trascendente.

A menudo escuchamos de artistas que ser un artista puede ser solitario.¿Algún consejo para aquellos que buscan conectarse con otros artistas? Puede ser, pero sinceramente me gusta la soledad. Tengo la suerte de estar conectada con una comunidad realmente hermosa de artistas, sanadores y creativos, tanto en Los Ángeles como en Nueva York, y aprecio profundamente esas relaciones.

Para los artistas que se sienten aislados, busca personas con ideas afines. Conéctese en línea, asista a inauguraciones y eventos en su comunidad, inicie una conversación, visite el estudio. Tu gente está ahí fuera.

¿Cómo o dónde puede la gente ver tu trabajo?¿Cómo puede la gente apoyar tu trabajo? En este momento tengo una pintura colgada en «Sweet Cheeks» en Big Pictures Los Ángeles, comisariada por Melanie Faure y Doug Crocco y tendré obra colgada en «Yin Yang» comisariada por Callie Moore