Esculturas y mitología de Osamu Mori

Las esculturas de Osamu Mori con aspecto de animal, casi barrocas con sus poses dramáticas y minuciosos detalles, surgen de la mitología y de los iconos sexuales

Esculturas y mitología de Osamu Mori. Cuando mires más de cerca y comiences a procesar el tema detrás de este trabajo, probablemente ya tengas una sonrisa en tu rostro. Una gigante Leda con el rostro de Bettie Page pieza de la exposición «Can’t Help Falling in Love» de Osamu Mori. En la mitología griega Leda (en griego Λήδα) era una princesa etolia que se convirtió en reina espartana, y también fue una de las féminas seducidas por Zeus.


Mori realiza su primera exposición individual en Yamamoto Gendai con cuatro obras maestras a gran escala: ‘Pink Party – Cancan‘ (2010), ‘Love Me Tender – Leda y el cisne’ (2010), ‘Much Ado About Love Kappa‘ (2009) y ‘Absolute Domain Dragon‘ (2008). Todas las esculturas de madera del escultor contienen una característica muy distinta y todas son mezclas de imágenes asociadas con fantasías masculinas.


Una conejita a gran escala con un solo pecho baila el cancán en ‘Pink Party – Cancan’. Betty Page/Leda, parecida a un pájaro, con tres pechos y embarazada del hijo de Zeus, está siendo cortejada por el Cisne/Zeus en ‘Love Me Tender – Leda and the Swan’.

Una mezcla de Kappa con tres pechos (Un kappa河童 lit. «niño de río»?), es una variedad de y kai o demonio perteneciente al folclore japonés que habita en los ríos o lagos.) y Marilyn Monroe en su icónica pose de faldas acampanadas en ‘Much Ado About Love – Kappa’.

En estas esculturas predominan las referencias a iconos sexuales, imágenes que sexualizan a la mujer y la mitología griega. Sin embargo, en lugar de embellecer el tema, Mori elige quitarles el embellecimiento mezclándolos todos, dejando un comentario bastante descarado sobre lo absurdo de las fantasías cuando son visibles en el mundo real.

Mori también presta gran atención a los aspectos experimentales de la pose dramática y la espontaneidad del proceso. Las esculturas están colocadas en posiciones instantáneas como si él las hubiera captado en sus movimientos.


Otra de las cualidades habituales en sus esculturas es también la mezcla de rasgos animales con las imágenes de los dos iconos sexuales. El efecto resultante es el intenso contraste de sus apariencias inhumanas y su expresión facial dramática similar a la de las chicas pin up. Cómo la sociedad parece ver a las chicas pin up como algo irreal o incluso como organismos de una especie totalmente diferente.

Los aspectos técnicos de las esculturas también son considerablemente tan innovadores como las ideas detrás de las obras. El escultor presta mucha atención a sus métodos no premeditados y la naturaleza de los materiales. Usa madera semiseca en lugar de madera seca, lo que permite que las deformaciones y grietas formen parte de las obras e incluso funcionen como partes específicas del cuerpo.

A través de la mitología y los iconos sexuales Osamu Mori nos invita a la reflexión


Mori sobresale en el control y uso de la espontaneidad en el proceso de creación artística, tanto para crear dramatismo como detalles minuciosos sin ser excesivamente decorativos. Su enfoque al representar las fantasías masculinas también es socialmente crítico y absurdamente entretenido de observar al mismo tiempo.


Además, debido a que ninguna de las obras está etiquetada en esta exposición, los visitantes también tienen la oportunidad de relacionar las imágenes con las de sus propias fantasías. De hecho, Mori ha logrado una primera exposición individual cómica, pero que invita a la reflexión, y muestra un potencial prometedor como artista joven en ascenso.