Las pizzas del Mama’s Pepper están para chuparse los dedos

Aquí en el Mama’s Pepper encontrarás ortodoxia y precios populares pero también reinterpretaciones con sello propio.

Las pizzas del Mama’s Pepper están para chuparse los dedos. A escasos metros de la Plaza Mayor de Palma y con una ubicación inmejorable, a los mandos del timón se encuentra Giovanni Tagliamonte, de origen napolitano, joven pero sobradamente preparado.

La formula aquí es sencilla, cocina bien elaborada, no fallan nunca, y mucha simpatía. Una de las imprescindibles del casco histórico y en la que os recomendamos reservar. Un templo de la pizza donde podrás degustar la clásica napolitana con los bordes hinchados, fina y crujiente.

Archivo: Mama’s Pepper

Las pizzas del Mama’s Pepper están para chuparse los dedos. De las masas se ocupa el premiado ‘pizzaiolo’ Stanislao Valente quien lleva haciendo pizzas desde los 14 años.

Para las de Mama’s Pepper desde su obrador realiza largas fermentaciones que ayudan a que sean mucho más crujientes y digestivas. Hay recetas que te dejan sin habla: como una pizza Margherita Gourmet, con tomate, stracciella y reducción de albahaca, la Pizza Bronte con mozzarella, crema de pistacho y mortadela o la Pizza Tartufata, con crema de trufa, boletus y queso Grana Padano, son algunos de los nombres de las pizzas que seguro no podrás sacarte de la cabeza.

La pizza es sobre todo textura. Hace falta un buen equilibrio con el gusto, y son partidarios de llevarla al terreno de la alta panificación.

La harina es su ingrediente más característico: «Nuestra harina es de cereales milenarios recuperados, usan harinas bajas en gluten, que siguen un proceso de fermentación lento y que, por lo tanto, facilita la digestión«

Los que han comido las pizzas de Mama´s Pepper coinciden en una cosa: sirven una de las mejores pizzas que han probado en su vida. Nada malo puede salir de lo que se hace con y por amor.

Son napolitanos, pero van «descubriendo todo aquello que te dice la tradición que no tienes que hacer«. Ellos marcan el camino a seguir en las pizzerías modernas. 


Las pizzas del Mama’s Pepper están para chuparse los dedos. Por Bernd Eldelbar