Bar Casa Miss y su aperitivo por excelencia, los variats

La peculiaridad de este aperitivo -los variats- es que junta en un mismo plato varios platos que mezclan sabores, texturas y temperaturas. Bienvenidos en Bar Casa Miss

Bar Casa Miss y su aperitivo por excelencia, los variats. Nada más entrar nos sumergimos en un local acogedor y muy familiar. Enseguida se distinguen sus centenarias estanterías de la barra que preside el local, repletas con los mejores brebajes premium y, por supuesto con sus dos vermuts de producción propia: el Miss Vermut y el Miss Vermut Picante.

En este auténtico bar se sirven unas raciones y tapas locales de escándalo: albóndigas en salsa, pica-pica de sepia, «llengo amb tàperes», champiñones, lomo de cerdo en salsa, bacalao, ensaladilla o el tradicional frito mallorquín.

Llonguet de ‘variats’

Las albóndigas son mi debilidad, y mientras saboreaba una ración, el ir y venir de platos con una montañita de ensaladilla rusa coronandos no paraba y debo decir que la mezcla de guisos me dejó estupefacta. El ritual manda rebañar con el pan «ese suquet» que queda después de que se mezclen todas las salsas calientes con la mahonesa de la ensaladilla.

La guinda del pastel lo ponen las maravillosas banderillas picantes de hígado de cerdo, no te vayas sin probarlas. Otro «must» de su gastronomía son los llonguets de «variat» rellenos con un poco de todo previamente mencionado.

Jaume Mir

Un bar con el sabor de toda la vida y con garantía de calidad regentado desde el siglo pasado por la familia Mir que ha sabido adaptarse perfectamente a los nuevos tiempos.

Jaume Mir lo sabe y renovaron el interior del local cubriendo el techo con espejos y creando ese aire teatral, como si de un camerino de una estrella se tratase.

La decoración del local cuenta con mesas de mármol y cómodas sillas y bancos cubiertos de cuero. La máquina de café es un top para los más cafeteros, también lo son los tiradores de cerveza con acabados y detalles majestuosos. Y para el público más «vintage» hay una Wurlitzer Vintage Jukebox con la que puedes poner algo de música. El toque nostálgico de ese bar carismático que busca sorprenderte y raptar tu mirada.

Bar Casa Miss y su aperitivo por excelencia, los variats. Texto: Rose Sioux