¿Es Rupert Murdoch «El hombre más peligroso del mundo?

Photo by: Dennis Van Tine/STAR MAX/IPx 2017 11/1/17 Rupert Murdoch at WSJ Magazine 2017 Innovator Awards in New York City.

Murdoch es esencialmente «un hombre peligroso» sobre todo para Biden y sus intereses. Un nuevo libro revela declaraciones del presidente sobre el magnate

¿Es Rupert Murdoch «El hombre más peligroso del mundo?. Los adelantos de un nuevo libro revelan que el presidente Joe Biden llamó a Rupert Murdoch «el hombre más peligroso del mundo». 

El juicio sobre el magnate de los medios aparece en el libro This Will Not Pass: Trump, Biden and the Battle for America’s Future, escrito por Jonathan Martin y Alex Burns, reporteros de The New York Times.

El comentario fue hecho antes de que iniciara la guerra entre Rusia y Ucrania. Actualmente podríamos esperar que Biden mencionara a Putin, el llamado «enemigo» del «mundo libre», representante de la autocracia en oposición a la democracia, según la visión de Biden y sus aliados. No obstante, el comentario no deja de ser relevante.

Por una parte subraya la influencia de Murdoch, quien se ha convertido en el William Randolph Hearst (el oligarca de los medios que inspiró la cinta Citizen Kane) de nuestra época.

Particularmente relevante es su cartera de diarios y medios electrónicos noticiosos -muchos de ellos notables por su tendencia amarillista y conservadora o de derecha-. 

Murdoch es sobre todo famoso por ser el dueño de Fox News. Pero es también dueño de influyentes medios en Gran Bretaña y Australia, incluidos SkyThe Daily Telegraph y The Sun, el diario británico famoso por su sensacionalismo y por espiar a celebridades y políticos como si se tratara de una agencia de inteligencia.

En Estados Unidos Murdoch también es dueño de The Wall Street JournalThe New York Post y otros medios. Murdoch tiene una fortuna que lo coloca en el lugar 95 de los hombres más ricos del mundo, pero su influencia parece trascender esta posición.

Burns y Martin señalan que Biden consideró en su momento a Murdoch como «una de las fuerzas más destructivas de Estados Unidos». Esto sobre todo por su flagrante apoyo a Trump y a las teorías de conspiración en torno a la covid-19. 

Murdoch ha retirado su apoyo y ha criticado a Trump, lo cual no ha hecho su cadena televisiva. Otro periodista, Micheal Wolff, ha dicho que «Murdoch odia a Trump, pero ama el dinero». Al parecer una cadena que le preste el micrófono a Trump y a aquellos que piensan como él es buen negocio, especialmente en el mundo polarizado de la «posverdad».

Murdoch representa a la vieja guardia del poder mediático: un hombre que es capaz de mover la prensa a favor de sus intereses y de lidiar directamente con los políticos.

Actualmente tiene 91 años, cerca de 60 años más que algunos de los principales «actores» en el nuevo escenario de medios, dominado por las grandes corporaciones de tecnología. Esta es una diferencia importante tanto en cuanto a su experiencia como en cuanto a su visión del mundo. La mayoría de los gigantes de la tecnología están ligados a valores liberales, progresistas, woke, generalmente más identificados con el Partido Demócrata o al menos en oposición al ala más dura del Partido Republicano y, especialmente, a Trump.

Murdoch es esencialmente «un hombre peligroso» sobre todo para Biden y sus intereses. Por supuesto, esto no significa que no sea un poderoso oligarca acostumbrado a la manipulación y a la propaganda; lo que denota es el sesgo natural de la visión partidista. En cierta manera, Fox News, Murdoch, Trump y el conductor estrella Tucker Carlson son más peligrosos para los intereses de Biden que Putin (exceptuando la posibilidad de que este último use armas nucleares o gane terreno en Europa). Tomemos en cuenta que está declaración es del año pasado, en un momento en el que Putin ya había amenazado con oponerse a la expansión de la OTAN y la inteligencia estadounidense ya pronosticaba una posible invasión a Ucrania. Ello nos revela que incluso en el mundo de la geopolítica hay un cierto provincialismo.

Sería muy difícil quitarle a Vladímir Putin el título del hombre más peligroso del mundo en estos momentos, si uno mantiene cierta racionalidad y no cae en teorías de la conspiración. (Los «conspiranoicos» hablarán seguramente de figuras oscuras que se mueven supuestamente en la sombra: Rockefeller, Rothschild o el nuevo preferido: Klaus Schwab, etc.).

No obstante, cabe preguntarse si para otros países no occidentales no es justamente Joe Biden el hombre más peligroso del mundo. ¿Y acaso los presidentes de Estados Unidos (incluso el siempre simpático Obama, ganador del Nobel de la Paz) no han sido consistentemente los hombres más peligrosos del mundo?

Lo que queda claro es que se trata de una cuestión relativa. Lo que no cambia, de un lado o del otro, son los discursos que plantean los acontecimientos como luchas entre el bien y el mal y buscan aliados contra un enemigo en común.


¿Es Rupert Murdoch «El hombre más peligroso del mundo? Por LUIS ALBERTO HARA