Metaverso tiene problemas y sigue sin dar rendimiento

Las cosas no pintan demasiado bien para Mark Zuckerberg. Tras un comienzo de año con enormes pérdidas y fuga de usuarios en Facebook, hay que sumarle que sus planes con el desarrollo del metaverso también le está trayendo algún que otro quebradero de cabeza.

Metaverso tiene problemas y sigue sin dar rendimiento. Nos encontramos en un momento en el que todas las empresas, ya sean pequeñas, medianas o multinacionales, se lanzan de cabeza al metaverso. 

La compañía, que fue rebautizada como Meta en octubre de 2021 para dejar atrás muchas polémicas, publicó el miércoles, por primera vez, los resultados de sus proyectos del metaverso y los resultados no son nada positivos para Zuckerberg.

Reality Labs, que incluye hardware, software y contenidos relacionados con la realidad aumentada y virtual, es una contínua fuga de dinero para Meta. Esta división es la responsable de los auriculares Quest VR, el software VR, las próximas gafas AR y otras iniciativas relacionadas con el metaverso de Mark Zuckerberg.

Pues bien, hablamos de pérdidas de 10.200 millones de dólares en 2021, más del doble de las pérdidas registradas en 2020: 4.620 millones de dólares. En 2019 fueron de 4.500 millones de dólares.

Metaverso tiene problemas y sigue sin dar rendimiento. Los inversores esperan que las pérdidas en los próximos meses sigan aumentando, ya que en el cuarto trimestre Meta perdió 3.300 millones de dólares, un 26% más que en el trimestre pasado.

Con esto, queda más que claro que no están teniendo un buen comienzo de año. Sin embargo, y a pesar de ello, la empresa no ha dejado de invertir en el metaverso.

«Los gastos de Reality Labs fueron de 4.200 millones de dólares, un 48% más, impulsados por los costes relacionados con los empleados, los gastos operativos de I+D y el coste de los productos vendidos», explicó el director financiero David Wehner durante la llamada de resultados del cuarto trimestre.

Zuckerberg ya dijo que Meta lanzará a finales de este año un auricular de realidad virtual de alta gama y seguirá desarrollando el Proyecto Nazare, que son las primeras gafas de realidad aumentada de Meta. 

Con esto redobla su apuesta por el metaverso:

«Esta visión plenamente realizada aún está lejos, y aunque la dirección está clara, nuestro camino no está perfectamente definido». «Pero estoy satisfecho con el impulso y el progreso que hemos hecho hasta ahora y confío en que estas son las inversiones correctas en las que nos centraremos en el futuro«.

Meta continúa buscando nuevas fuentes de ingresos y crecimiento y ya ha advertido que realizar plenamente su visión y empezar a cosechar los beneficios llevará al menos 15 años.

Pese a todo esto, muchos críticos alertan de esta locura por el metaverso al que todas las empresas buscan unirse de alguna forma. Estos afirman que todo está siendo exagerado y la realidad es que están invirtiendo en algo que todavía no es 100% seguro que vaya a repercutir beneficio.

Metaverso tiene problemas y sigue sin dar rendimiento. Por Carolina González Valenzuela