El debut homónimo de Catholic School

La juventud de John Christie estuvo plagada de malas experiencias que lo perseguían.

El debut homónimo de Catholic School. Para procesar esta fuente de dolor y dificultades, el multi-instrumentista de West Tennessee, se sumergió en su pasado y lo convirtió en un fantástico debut homónimo cargado de emociones. Las pistas son cavilaciones inquietantes; pensamientos que flotan bajo una bruma de guitarra tintineante y voces fantasmales.

El debut homónimo de Catholic School. El mini-álbum empieza fuerte con el resplandeciente «Mouth of the Morning Choked With Gold». Luego se lanza a los ritmos pensativos y melódicos de la vieja escuela de «Twins».

Con “Mine Again” se siente más como un sueño que habita en esa neblina, entre la vigilia y el sueño, muy del rollo de Cocteau Twins y a su banda hermana Lowlife.

En cambio con «Jamie» se aventura en el territorio de los Dandy Warhols o incluso de los Jesus and Mary Chain.

El álbum es como un exorcismo sincero y emocional plagado de letras serias y significativas. En cambio con “Safe” tiene un mensaje más profundo que desplegar y lo acompaña una melodía de guitarra hipnotizante y en espiral;

Ahora tocan las guitarras de “Closely”, con un riff hermoso y alegre, con un claro guiño al trabajo de guitarra de Johnny Marr, con rastros de Sad Lovers and Giants, y Flowers for Agatha esparcidos por la maravillosa composición.

Se cierra con un remix de la pista de apertura, lo que remata un debut muy fuerte y más que recomendado.

El debut homónimo de Catholic School . Por Leonardo Lee