Una orgía de color con los desnudos de Shae DeTar

Belleza, desnudez y fantasía absorbente, así es el trabajo de Shae DeTar, una artista californiana que crea ensoñaciones en forma de imágenes llenas de color.

Una orgía de color con los desnudos de Shae DeTar que recrea extrañas fotografías de mujeres que luego pinta a mano y que al final obtienen un acabado surrealista y lleno de significados.

938141-53263cb7a1713-large

Con un estilo que ella misma define como “colorista, extravagante y vintage”, captura a chicas en espectaculares entornos naturales y luego experimenta en el cuarto oscuro para convertirlos en mundos de fantasía.

El resultado tanto puede recordar a los pósters lisérgicos de los sesenta como a los viejos retratos de las estrellas de Hollywood. Su trabajo celebra la feminidad de un modo embriagador y recupera la personalidad de lo artesanal en tiempos dominados por los filtros de Instagram.

Brillante. «Supongo que busco crear un mundo nuevo en cada fotografía en el que ojalá pudiera vivir…Trato de crear un momento que sea mucho más atractivo que lo que tengo enfrente».

Shae Detar es una artista residente en Nueva York. Su obra se compone de fotos luminosas de paisajes con modelos desnudas posando de forma natural, mientras que ella, para hacerlas más «surrealistas», las completa con coloridos pero sencillos collages.

Como se puede leer en su web, «Shae Detar crea impresiones fotográficas de otro mundo, combinando la fotografía y la pintura para llevar sus temas fuera de la realidad y colocarlos dentro de su mundo etéreo. Detar dispara fotografías analógicas y digitales y luego añade capas de pintura para exagerar el color, crear la textura y añadir un elemento de fantasía a la imagen».

Shae Detar comenzó su carrera encarnando el papel de Ricitos de Oro, pero cuando intentó aprender inglés se dio cuenta de que la actuación no era lo suyo.

Tras una corta carrera como modelo, decidió estudiar arte en la School of Visual Arts, aunque se dio cuenta de que aprender a utilizar programas de diseño gráfico estaba muy lejos de su objetivo profesional.

Mientras tanto, su amor por el collage, el color y las formas de expresión más tangibles la llevó a un mundo onírico fantástico dentro del arte. Adoptó una técnica antigua de pintura a mano sobre fotografías que versaban sobre animales, naturaleza y la figura humana femenina.

Una orgía de color con los desnudos de Shae DeTar . Fuente: John Headhunter

www.shaedetar.com