Ralph Steadman y la «Rebelión en la granja» de Orwell

George Orwell tuvo dificultades para publicar “Rebelión en la granja” en 1940. Su fábula satírica sobre una granja tomada por un cerdo loco y cobarde fue vista como un ataque manifiesto, bastante ofensivo, contra la Rusia soviética y su líder Joseph Stalin.

Ralph Steadman y la «Rebelión en la granja» de Orwell. Como explicó más tarde en su introducción al libro, no estaba bien visto en la década de 1940 en Gran Bretaña criticar a su aliado de guerra Rusia y especialmente a su líder Stalin de ninguna manera. Debido a la guerra, no se toleraba ninguna crítica a la dictadura stalinista, incluso si existían evidencias de que las situaciones podrían no ser tan idílicas como los rusos querían hacer ver.

Tras muchos rechazos de editores británicos y estadounidenses, el cuento de Orwell fue publicado con éxito por Secker & Warburg en agosto de 1945 y nunca se ha agotado desde entonces. Sin embargo, su lanzamiento no fue bien recibido.

Algunos críticos intentaron condenar el libro con leves elogios o descartarlo como «torpe» y «aburrido».

El caricaturista político David Low fue el hombre que ilustró por primera vez la parábola política de Orwell. Si bien el trabajo de Low era satírico y se ajustaba bien a la prosa de Orwell, sus ilustraciones palidecen en comparación con la escabrosa belleza de los grotescos arañazos de Ralph Steadman. Steadman creó estas ilustraciones para la edición del 50 aniversario de “Rebelión en la granja” en 1995.

Este ilustrador británico describe con eficacia la lúgubre sátira en el corazón de la historia de Orwell. Los dibujos de Steadman parecen estar a punto de estallar de furia ante la cruda injusticia de la vida o, en este caso, la alegoría política del infinito y brutal horror de este relato de Orwell.

Ralph Steadman y la «Rebelión en la granja» de Orwell. Fuente: Carlota Solarat