Ida Applebroog ataca el estilo de vida americano

El Reina Sofía dedica a esta artista una exposición monográfica en la que demuestra la dimensión política de lo privado

Ida Applebroog ataca el estilo de vida americano. El Museo Reina Sofía dedica una de sus exposiciones monográficas más exhaustivas a la artista Ida Applebroog (Nueva York, 1929), una pionera del feminismo y feroz dinamitera del estilo de vida americano.

Con más de 200 obras y ochos instalaciones, la muestra ‘Marginalias’, que permanecerá abierta hasta el 27 de septiembre, hace visible el ensañamiento de las relaciones patriarcales normalizadas, el proceso de medicalización de las sociedades avanzadas o la insensibilización del dolor ajeno que comporta el asumir el discurso mediático.

Seguidora del legado artístico de Samuel Beckett, Ida Applebroog exhibe una «destreza plástica y una versatilidad» desacostumbradas, según dijo la comisaria de ‘Marginalias’, Soledad Liaño.

Applebroog pasó un intenso y fértil periodo de doce años en Chicago, una de las etapas más fructíferas de su vida y que le dejará una honda huella en su querencia por la figuración y la temática del cuerpo.

Sin embargo, cuando destinaron a su marido a San Diego (California), la depresión la sumió en una profunda crisis que la obligó a ser hospitalizada en 1969. Con todo, los meses de convalecencia le permitieron una introspección que le ayudó a descubrir su verdadera identidad.

Ida Applebroog ataca el estilo de vida americano. Retratos de su vagina

Una de las piezas más destacadas y que es representativa de la obsesión por Applebroog por la exploración de su propio cuerpo es la instalación ‘Monalisa’, una selección de dibujos de su propia vagina que realizó cuando estuvo encerrada en el Hospital Mercy.

Son, según Liaño, un ejercicio de autoconocimiento en el que se atisba, aunque en ese momento no lo buscara de una forma consciente, «la reivindicación feminista de transformar lo íntimo, lo doméstico, en político».

Applebroog se dedica a pintar teatrillos, los denominados ‘stagins’, que hacen las veces de ventanas. En algunos de ellos, el espectador podrá escudriñar escenas privadas, como en ‘Trinity Towers’ (1982), que refleja el drama solitario de los primeros casos de VIH en EE UU, desencadenantes de cientos de suicidios.

Otra instalación de la exposición, ‘Galileo Chronology, 1975) evidencia la preponderancia de lo escénico. Hay dibujos y lienzos que permiten ver, sin escatimar sarcasmo y humor, la banalidad social. Applebroog recrea una sociedad enferma.

Para la comisaria, se trata de una «una interpretación distorsionada de la medicina y de la ciencia como fábrica de medicalizados seres sumisos».

En su quehacer diario, Appelbroog dedicó gran parte de su obra a indagar en la identidad sexual, denunciar la violencia y difuminar las fronteras entre lo público y lo privado.

Hay dibujos y lienzos que permiten ver sin escatimar sarcasmo y humor el desolador paisaje de la banalidad social. Applebroog recrea una sociedad enferma.

Para la comisaria, se trata de una «una interpretación distorsionada de la medicina y de la ciencia como fábrica de individuos afectados, medicalizados, y, en definitiva, sumisos».

Al leer un artículo publicado en el ‘New Yoker’ sobre experimentos a que eran sometidos los monos de las selvas africanas y de Filipinas para la investigación de los virus, entre el ellos VIH y el ébola, crea ‘Everything is Fine’ (Todo está bien, 1990-1993).

En esta instalación, la artista obliga al espectador a pasear entre imágenes repetidas de simios.

Applebroog arremete sin piedad contra el estilo de vida americano, una quimera que anestesiaba a una «sociedad crecientemente «distópica y disfuncional», en la que la violencia televisiva invade la vida diaria.

Esta burla del modelo americano se puede observar en el conjunto que lleva por título ‘Living’ (Vivir), una referencia irónica al estilo de vida que predicaba Martha Stewart, presentadora de la televisión estadounidense que logró un gran éxito con sus consejos sobre decoración, manualidades y cocina como panaceas para llegar a cima de la perfección doméstica.

WEB | INSTAGRAM

  • Ida Applebroog «Marginalias»
  • Fechas: Del 2 junio – 27 septiembre, 2021
  • MADRID |Museo Reina Sofía Calle de Santa Isabel, 52 (Edificio Sabatini, Planta 1)

Ida Applebroog ataca el estilo de vida americano | Fuente: ANTONIO PANIAGUA