Los psicodélicos se vuelven mainstream

El Dr. Robin Carhart-Harris, una de las personas más activas en lo que desde hace ya casi una década se empezaba a llamar la «revolución de la medicina psicodélica»,

Los psicodélicos se vuelven mainstream. El doctor Carhart-Harris cree que el 2021 será el año en el que los psicodélicos se vuelvan mainstream, es decir, entrarán finalmente al grueso de la sociedad y se establecerán como medios legítimos para tratar diversas condiciones de salud, en especial de salud mental.

Carhart-Harris y sus colegas del Imperial College en Londres están involucrados sobre todo en el estudio de los llamados «hongos mágicos» (psilocibina) para tratar la depresión. Este año, Carhart-Harris y su equipo publicarán un artículo científico en el que se comparan cuarenta y tres dosis de un popular antidepresivo que opera a través de los receptores de serotonina del cerebro, contra sólo dos dosis de 25 mg de psilocibina.

Y al parecer, tan sólo dos dosis de esta sustancia son mucho más potentes para el tratamiento de la depresión (y por supuesto, mucho menos costosas, aunque por el momento la terapia psicodélica tiene un costo alto pues es realizada sólo por universidades que tienen permisos especiales).

Uno de los problemas que enfrenta este tipo de terapia es, obviamente, su ilegalidad y el hecho de que no es negocio -o que las grandes farmacéuticas se resisten a dejar que una sustancia como los hongos les quite parte de su negocio-. Sin embargo, este año la psilocibina se legalizó en Oregon y se espera una ola similar a la que ocurrió con la marihuana médica en Estados Unidos.

Asimismo, la empresa COMPASS Pathways, que ha reunido más de cien millones de dólares en inversión relacionada con el uso legal de sustancias psicodélicas, está por empezar a cotizar en la bolsa y tiene el aval de millonarios entrepreneurs como Peter Thiel. COMPASS Pathways ha desarrollado un protocolo para tratar la depresión con hongos y será seguramente la primera gran responsable de llevar el capitalismo a los psicodélicos.

Así que se abren las puertas y es evidente que en los siguientes años veremos cómo los psicodélicos se convierten en una alternativa importante a los antidepresivos que hoy dominan el mercado.

Los antidepresivos, por cierto, no son demasiado efectivos y tienen una serie de efectos colaterales que los psicodélicos no. Así que si bien es un poco preocupante que las sustancias psicodélicas empiecen a ser empaquetadas y vendidas dentro del esquema del mercado, al menos parece ser buena noticia para muchas personas que sufren de condiciones mentales debilitantes como la ansiedad y la depresión o adicciones como el tabaquismo.

Los psicodélicos se vuelven mainstream. Fuente: John Headhunter