Romina Ressia viene a romper la continuidad de lo cotidiano

La belleza de su trabajo está en poder mezclar una imagen que se parece a un cuadro del Renacimiento con la fotografía moderna, el pasado/presente visto con ironía.

Romina Ressia viene a romper la continuidad de lo cotidiano. Su estilo se caracteriza por el uso de anacronismos y yuxtaposiciones que permiten trazar una línea de tiempo a partir de la cual explorar la evolución humana y sus conductas como individuos y como colectivo.

a039cad03babe968455a67744aa18bb3
Altamente destacables son sus series ¿Que por qué te escondes?, en la que despoja del aspecto humano a sus sujetos femeninos camuflados en coloridas telas impresas y estampadas; No es sobre la muerte, en el que se enmarca dentro de ataúdes a sujetos de edad avanzada, vestidos con trajes de superhéroes. Y por último, Renaissance cubismo, una divertida combinación de retrato del Renacimiento y el cubismo.

Así, sus imágenes se parecen más a un cuadro del Renacimiento que a una foto moderna, pero usa con ironía la confrontación pasado/presente. Sus trabajos han sido destacados, entre otros, por The Huffington Post, Interview Magazine, Vanity Fair, Vogue Italia y The Wild Magazine. Ha obtenido una medalla de oro en el PX3 Prix de la Photographie Paris en 2016.

3537c7e3786b69195b88644323f9b389

Romina Ressia viene a romper la continuidad de lo cotidiano. Sus delicadas imágenes, con un altísimo nivel de detalle y una fidelidad al estilo renacentista que nos hace dudar si estamos ante una pintura del siglo XVII o una fotografía contemporánea.

Utiliza la ironía del contraste entre el pasado y el presente en sus fotografías, para lograr trazar una linea temporal que analiza la evolución humana junto con sus conductas tanto individuales como colectivas.

romina-ressia-photography-8
1692
45eacfee9f8d2b7d08e2d3f129580c26
1219680-7
998582790ec1950e8763c1b8f06dbf50
dsc_0928ret2-jpg-2048x1566_q90
af4c139a1f9f32342531a9adc90ea30b
59a064805c184d2741bd837f057b57fb

WEB | INSTAGRAM

Romina Ressia viene a romper la continuidad de lo cotidiano. Fuente: John Headhunter