Guim Tió Zarraluki y el renacimiento del sujeto

El acto audaz trae un renacimiento. Los nuevos rostros de Guim Tió Zarralukite miran con ojos puntiagudos y apenas dibujados

Guim Tió Zarraluki y el renacimiento del sujeto. Es un joven pintor español que crea impresionantes ilustraciones de retratos abstractos a partir de fotografías que le gusta cubrir y transformar con pintura.

Su investigación pictórica parte del interés por la condición humana, tratada con humor, ironía y un fuerte grado de provocación, reflexiona sobre una sociedad llena de tabúes y sometida a una tiranía visual propia de la televisión, la publicidad y como no, de las revistas de moda.

La obra de Tió Zarraluki ha estado presente tanto en exposiciones colectivas como individuales de Taiwan, Italia, Australia, España, Marruecos, Canadá y Estados Unidos.

La imagen original está casi completamente enterrada por un nuevo nivel geológico. Solo queda intacta la nariz, la boca o la oreja, como rastro de la vida pasada del sujeto.

Es fácil reconocer una obra suya, puesto que se trata de retratos de personas, que tienen una mirada muy inquietante, misteriosas, y a partir de aquí el artista ha ido encontrando un estilo muy propio.

Y es que lo que hace este artista, que lo hace tan peculiar, es que estos retratos están hechos a partir de fotografías de anuncios de revista, y con disolvente y con ceras las transforma, empieza por borrar las facciones originales y luego con cera les cambia la expresión de la cara.

El fondo de estos retratos son de un color bastante neutro que destaca mucho más las figuras, las formas, las miradas y algunos conservan elementos originales como la nariz, los labios o el peinado.

El acto audaz trae un renacimiento. Los nuevos rostros te miran con ojos puntiagudos y apenas dibujados, mientras que los labios abiertos con pequeños dientes pintados realzan una sonrisa carnívora.

El efecto de la obra de Guim Tiò es espectacular, vibrante, humorístico y trágico al mismo tiempo.

Esto es una original crítica a los estereotipos y cánones de belleza que tanto aparecen en la publicidad y los medios y que también son retocados.

A pesar de que Guim Tió los retoca para que adquieran un nuevo aspecto, más fríos, más impersonales, a pesar de que el artista cree que los modelos que salen en estos anuncios ya tienen una mirada fría e impersonal y son muy hieráticos, puesto que a las marcas de moda no les interesa que sus modelos destaquen por encima el producto.

A pesar de que las revistas son una importante fuente de inspiración y de ideas para Guim Tió no sólo trabaja con esto, tiene una serie que hizo a partir de fotos que le enviaron sus amigos de Facebook y él los transformó de este modo tan característico y propio. En cierto modo, con su trabajo, hace una mezcla combinando la fotografía y un trabajo más pictórico.

Sus figuras tienen algo de Basquiat e incluso se lo ha comparado con Egon Schiele

Estos retratos se pueden definir como grotescos, dan miedo porque tienen una mirada vacía y muy inquietante pero por otro lado tienen un punto infantil, naïf y consigue dar la vuelta a estas leyes visuales en la publicidad, en la moda, que tanto pesan en la sociedad porque son figuras, además, desproporcionadas pero sin caer en algo extravagante.

WEB | INSTAGRAM