Iñigo Navarro y el arte figurativo

La obra de Iñigo Navarro es fundamentalmente característica del arte figurativo. En esencia, el arte figurativo es un arte que representa rasgos reconocibles de la realidad o de la figura humana.

Iñigo Navarro y el arte figurativo. Aunque la definición parece bastante simple, la figuración presente en el arte de Iñigo Navarro permanece en su alma más que una simple representación de la realidad.

De hecho, los diversos estilos en los que se puede ejecutar el arte figurativo son infinitos, lo que convierte al arte figurativo en una categoría pionera y en constante evolución, en la que se basa principalmente la obra de Iñigo Navarro.

Algunos artistas destacados conocidos por su contribución al arte figurativo incluyen a Pablo Picasso, Henri Matisse, Paul Cézanne o Jean-Michel Basquiat.

‘EL INSIDIOSO’

A finales de 2018, Iñigo Navarro dijo a Thalamusmagazine:

Fui precoz. Me enamoré por primera vez a los tres años y a los cinco adiviné que los reyes eran los padres. Temía que, si mis padres me habían engañado con eso, también me habían podido engañar con lo de que Dios existe.

«Lo pasé muy mal con mi finitud, creía que me moría a cada momento»

Una vez que mis padres se fueron a cenar cuando tenía trece años, puse a rezar a mis hermanos pequeños para curarme de un tumor cerebral que creía que tenía, estaban aterrorizados.

Otra vez, en un campamento, pensé que tenía cáncer de mamá y aquello se convirtió en motivo de mofa y una leyenda que se iban contando los unos a los otros de verano en verano.

Yo sabía por aquel entonces que Dios existía, pero aun así me había quedado el trauma de la enfermedad. Yo sé que Dios existe porque me habla, punto.

No necesito convencer a nadie, ni justificarme, ni me molesto en explicar que no estoy loco.

El saber que Dios está a tu lado te ayuda a hacer las cosas que debes hacer sin prisas ni ansiedad. Nadie puede contar nada sin vivir. Vivir de verdad es una tarea difícil que puede resultar exasperante si se ejecuta sin convicción.

Sobre todo para unos padres que ven dilapidados sus recursos y aspiraciones por un muchacho sin oficio ni beneficio, tan imbécil que pierde los incisivos superiores cada quince minutos.

La juventud de los artistas yace sobre la poesía y la épica, nunca en el claustro universitario, pero eso cuéntaselo tú a alguien desde la cama, un martes al mediodía.

Por mucho que el evangelio recomiende ser como los lirios o los pájaros, muy pocos católicos lo toman en serio.

La misma fe que me empujaba a ser indolente con las formalidades de la vida cotidiana me obligaba a trabajar muy duro en las cosas inservibles como el arte.

Me he roto la mano dibujando, pintando y escribiendo para las mujeres que quería ver desnudas».

Chicos, salid a jugar

La Técnica de Navarro Dávila en su proceso creativo

Íñigo Navarro Dávila se ha descrito en numerosas ocasiones como “una pantera agazapada esperando que ocurra el accidente que rompa sus esquemas”.

La pintura de Íñigo Navarro Dávila se identifica con escenas donde se cuelan personajes clásicos en un juego en el que se muestra la, a veces, complicada relación del hombre con la naturaleza.

Por otro lado, en sus cuadros monumentales se puede admirar la más sublime fantasía, la fuerza de color y los místicos en el que aparecen personajes que conviven magistralmente con el pasado y el presente, reflejando realidades ocultas de nuestro tiempo.

En numerosas ocasiones, Navarro Dávila completa sus obras con textos hilarantes que conducen al espectador a un mundo de simulacros donde se apropia de la realidad y se regocija con las apariencias.

‘CASTELLERS INDOOR’
‘LOS LOBOS Y LA GASOLINA’

Contexto biográfico de Iñigo Navarro y el arte figurativo

Iñigo Navarro nació en 1977 y se inspiró en gran medida en la década de 1980. La década de 1980 fue un período turbulento culturalmente, y estuvo marcado por un capitalismo global en crecimiento, medios de comunicación generalizados, discrepancias significativas en la riqueza, junto con un sentido distintivo de la música y la moda, personificado por la música pop electrónica y el hip hop. Los artistas que crecieron durante este tiempo fueron fuertemente influenciados por esta atmósfera cultural.

Milagro para el postre

La década de 1980 fue una década clave desde el punto de vista político, marcada por la hambruna africana y el final de la Guerra Fría, que se caracterizó por la caída del Muro de Berlín en 1989.

Neo Geo y The Pictures Generation se convirtieron en los principales movimientos artísticos durante la década, junto con Neo. -Expresionismo que se popularizó en Alemania, Francia e Italia (donde se conoció como Transavanguardia).

Artistas como Anselm Kiefer, Jörg Immendorf, Enzo Cucchi, Francesco Clemente y Julian Schnabel fueron artistas clave de la época, junto a Jean-Michel Basquiat, Keith Haring y Kenny Scharf, quienes establecieron los movimientos de arte callejero y graffiti.

‘COMO ENGAÑAR A UN GATO CON EL TRUCO DE LA LEVITACIÓN’