El reporte meteorológico de David Lynch: un rayo de sol en medio de la pandemia

Dias nublados pero tiempos mejores están por llegar, pronostica David Lynch

El genial y extravagante director de cine David Lynch ha usado esta pandemia, con disciplina infalible, para transmitir a través de YouTube un reporte diario del clima. Esta extraña y encantadora actividad ya había sido adoptada por Lynch años atrás, pero ahora parece más justa. Los reportes de Lynch en un formato idéntico generan una sonrisa entre sus seguidores, prometiendo cielos soleados. 

Lynch lleva cinco meses dando sus reportes minimalistas, en una especie de loop (salvo por algunas recomendaciones musicales o efemérides) casi siempre con el mismo encuadre, el mismo look y las mismas descripciones de los cielos de Los Ángeles según se miran desde la ventana de la peculiar habitación en donde transmite, una mezcla poco clara de estudio, taller, sótano y búnker.

En ocasiones Lynch sube videos en los que habla también sobre otras actividades que realiza, fundamentalmente carpintería y diseño de muebles. Asimismo, suele transmitir en su canal un video en el que saca un número de una tómbola, una especie de misteriosa y a la vez insignificante lotería. Lynch hace todo esto con una actitud tan hermética como zen, pero un zen al estilo mid-west de Estados Unidos (aunque observa el clima desde California).

Lo importante de los reportes del clima de Lynch –y una de las razones por las que pueden considerarse una especie de obra de arte y a la vez una forma de experiencia espiritual– es justamente lo rutinarios que son. Lynch está allí todo los días a la misma hora emitiendo su reporte y produciendo su número, con perfecta consistencia, sin inmutarse. El director ofrece las cifras de la temperatura en grados Celsius y Fahrenheit, mira hacia la ventana y observa el día. Otra vez el día está nublado, pero esto no impide que Lynch vea de alguna forma signos positivos en los cielos. 

Este es el tema básico de sus reportes: aunque ahora está nublado, en alguna parte se observan cielos diáfanos y días dorados. Lynch le regala a sus fans una dosis diaria de optimismo, en medio de una realidad poco clara. En el reporte de hoy, por ejemplo, el director anunció que el día estaba nublado, pero después agregó: “aunque tiempos mejores seguramente están por llegar, aún no se alcanza a ver”. 

Hablar sobre el clima puede parecer algo superficial, pero en su sencillez real, y especialmente en nuestra época, puede ser lo más profundo también. Poner atención al clima y mantenerse a flote con una rara mezcla de optimismo y estoicismo.

Fuente: Pijamasurf