6 razones por las que seguir una alimentación basada en plantas

Con los años se ha ido demostrando que la idea de que una alimentación basada en vegetales es beneficiosa para la salud personal y del planeta. Una idea que ha ido calando en la consciencia colectiva y se ha convertido en un modo de vida.
Una cocina basada en el amor a la vida y en la que disfrutamos del placer de la alimentación consciente.

Incluir más vegetales y reducir el consumo de carne en nuestros platos se está poniendo de moda. Esto sucede gracias a la gente reconocida que está adaptando este estilo de vida y gracias a los documentales que consiguen destapar verdades y se comparten de forma viral en las redes. Es con este empeño que activistas y profesional de la salud intentamos dar a conocer los beneficios de una alimentación basada en vegetales y el impacto que ello supone para nuestra salud y la del planeta.

Mi maestro y gran impulsor de este estilo de alimentación, el Dr. T Collin Campbell, coautor del estudio epidemiológico más importante hasta la fecha sobre nutrición, “El Estudio de China”, la llama “Whole Foods Plant Based Nutrition”, lo que sería “nutrición basada en alimentos enteros vegetales, o “nutrición basada en plantas”. Personalmente a mi también me gusta usar más el término “Alimentación Vegetal” o “Alimentación Basada en Plantas” porque no tiene una connotación negativa o radical (así es como se tachan a veces a los que siguen una dieta vegetariana o vegana) o de restrictiva o limitante, sino una alimentación “plant-based” que evoca a la abundancia.

¿Qué es la alimentación basada en plantas?

Se trata de un estilo de alimentación abundante en vegetales y frutas, granos enteros como las legumbres  (garbanzos, lentejas, judías adzuki) y cereales integrales (arroz integral, quinoa, mijo, trigo sarraceno, etc.), frutos secos y semillas, en vez de alimentos de origen animal y alimentos procesados. Y bajo este concepto es de donde nace mi filosofía ComeLimpio.

En este artículo pretendo recoger algunos de los puntos principales que me motivan a mi a personalmente a seguir y difundir en mis redes los PRO’s de una alimentación basada en plantas. Puede que al leerlos te motive y te veas más convencido de hacer algunos cambios en tu plato.

1. Mejora tu estado de salud

A lo largo de los pasados 5 años no han dejado de publicarse artículos científicos que evidencian los beneficios de incrementar el consumo de alimentos basados en plantas, artículos que nos indican que seguir una alimentación más vegetal ayuda a prevenir e incluso revertir algunas de las enfermedades que causan más incidencias de muertes en el mundo occidental, siendo en muchas situaciones más efectivo que la medicación o intervenciones quirúrgicas.

Este tipo de alimentación basasa en plantas es la única que ha demostrado revertir la causa número 1 de muertes – los ataques de corazón. Doctores como Dean Ornish y Caldwell Esselstyn probaron con sus estudios que seguir una alimentación vegetal baja en grasas saturadas, rica en carbohidratos complejos y proteína básicamente de origen vegetal, y cambiando algunos hábitos en el estilo de vida (mover el cuerpo mínimo 30 min/día) se pueden revertir enfermedades cardiovasculares.

Una dieta basada en vegetales también ayuda a prevenir ciertos tipos de cáncer, reduce la incidencia de enfermedad cardíaca y diabetes, colesterolemia, hipertensión, el Alzheimer, enfermedad de Parkinson, artritis reumatoide, úlceras e infecciones vaginales. ¿Seguimos?

Una alimentación centrada en plantas tiene un efecto positivo en la prevención de cúmulo de grasa abdominal, aparición de acné, el envejecimiento, alergias, asma, olor corporal, celulitis, eczemas, síndrome metabólico y control del peso corporal.

Con tan solo incrementar el consumo de frutas y verduras aumentamos las posibilidades de alargar nuestra esperanza de vida, pero una vida con mayor calidad en salud. Por lo contrario, el consumo de carne y otros alimentos de origen animal,  como los productos lácteos, han demostrado que posiblemente debido a su elevado contenido en grasas saturadas, ácido araquidónico y hierro Hemo, la vida se acorta.

El consumo de carne, pescado, lácteos y huevo también incrementa la exposición a antibióticos, mercurio y otros metales pesados y xenoestrógenos en el pescado y sustancias carcinogénicas en la carne que se forman cuando se cocina a altas temperaturas.

Contrario a la creencia popular, la mayoría de los veganos obtienen suficientes proteínas en su alimentación, consumen más nutrientes que la media de los omnívoros, y suelen mantener un peso más adecuado. Solo hay dos vitaminas que no podemos encontrar en los alimentos vegetales, éstas son la vitamina D, que obtenemos de la exposición al sol, y la vitamina B12, producida por microbacterias que viven en la tierra, y de la cual uno se debe suplementar.

En mi blog encontraréis muchas recetas basadas en plantas así como guías de alimentación basadas 100% en productos de origen vegetal. Ver Alimentos probióticos fermentados

2. Mantén tu peso adecuado

El mal de muchos es el cúmulo de peso que uno va sumando con los años. Como dice mi colega el Dr. Mauricio González, a partir de los 22 años de edad lo único que nos puede crecer es la panza o un tumor. Así que para prevenir la parición de ambos seguir una alimentación vegetal será nuestro aliado.

La realidad es que si consumimos muchos vegetales en nuestros platos el aporte calórico de estos disminuirá, ya que de promedio, una taza de vegetales nos aporta entre unas 10-50 kcal. Y si encima, estamos reemplazando con estos ingredientes otros alimentos grasoso, dulces y procesados sin duda estarás reduciendo las calorías consumidas al final del día e incluso te sentirás más lleno, ya que consumirás más fibra.

Comparacion del consumo de calorias

¿Qué te parece esta comparativa?

3. Comer saludable y económico

Mucha gente cree que comer sano o alimentos de origen vegetal es caro y recurren a comida procesada o basura, “fast food” por que creen que es lo más económico. Ciertamente, esta no es la realidad. Visitar un restaurante de comida rápida tal como Burger King y/o Mc Donalds, para comprar hamburguesas, patatas fritas y sodas, no resultará más barato que comprar 1 paquete de lentejas, 1 paquete de arroz, 1 cebolla y una bolsa de espinacas congeladas con lo que podrás preparar un cocido delicioso y completo para toda la familia.

Además como dice el dicho, más vale prevenir que curar, y es que en Estados Unidos, país en el que vivo, ir al médico es para los privilegiados. En países donde para quitarte el apéndice te cobran $10.000, más te vale invertir en comprar comida orgánica y de calidad, que pasar por una cirugía, pagar la factura del hospital, la del terapeuta de rehabilitación, estar de baja y tarde o temprano empezar a invertir en medicina preventiva (comida saludable) para evitar otro susto en tu salud.

Lo único que te ahorras consumiendo en estos restaurantes de comida chatarra es tiempo, el tiempo de cocinar. Pero créeme que una vez metido en la cocina, puedes preparar el doble de raciones, congelarlas, y tienes para otros días de la semana. Solo se trata de ser práctico y a veces un poco creativo, jugar con diferentes especias, las verduras de temporada y variar el cereal o legumbre.

Lentejas, judías y guisantes son algunos de los alimentos más económicos y con alto valor nutricional que puedes encontrar en el supermercado. Cuando hablamos de frutas y verduras, debemos siempre ir a por las opciones que están en estación, e incluso comprar extra cuando están de oferta y congelarlas para cuando no es su momento. Así lo hago yo con los arándanos y otros frutos del bosque, para tener una buena reserva de producción local en invierno.

4. Sostenibilidad y salud del Planeta

Se necesitan 15 kilos de cereales para obtener 1 kilo de carne de ternera, y 5 kilos para obtener 1 kilo de carne de pollo. La mayoría de los granos que se cultivan a nivel mundial están destinados a la crianza del ganado, así que estaríamos hablando de una reducción masiva del consumo de agua y energía si estos cereales fueran para el consume humano.

¿Sabías que la mitad del agua que se usa en Estados Unidos es para la actividad ganadera? Se necesitan 1.750 litros de agua para producir una hamburguesa de ternera de 120gr. En el caso de la leche no estamos hablando de número más bonitos… se necesitan 3.800 litros de agua para producir 4 litros de leche de vaca. ¡Un sistema claramente insostenible!

Un artículo publicado el 2009 en el Scientific American anunciaba que la cantidad de ternera que consumía de media un ciudadano Americano al cabo del año, producía la misma cantidad de emisiones de gases que conducir un coche más de 2.900km.

Solemos culpar a las emisiones de los coches, los aviones y los humos de las fábrica de ser los responsables del efecto invernadero, pero no se habla nunca del gran peso que tiene la ganadería sobre este hecho. Según la FAO (Food and Agriculture Organization) la ganadería es responsable del 18% de las emisiones de estos gases, lo que es más que la suma de las emisiones por parte de todos los medios de transporte juntos.

Las estadísticas dicen que si todos los Americanos dejaran de comer una porción de pollo a la semana nos ahorraríamos la misma cantidad de emisiones de CO2 que si elimináramos 500.000 coches de la carretera. De hecho, seguir una alimentación basada en vegetales puede reducir la huella de carbón de cada individuo hasta un 50%.

Según el International Livestock Research Institute, la actividad ganadera ocupa el 46% de la tierra que existe en el Planeta. Dicha actividad es culpable de la deforestación de 91% de la selva amazónica, uno de los pulmones principales de nuestro planeta, emisor de oxígeno que nos ayuda a limpiar nuestra atmósfera.

Otro dato al que sugiero que le prestéis atención y hagáis vosotros mismos el cálculo…, 6.000 metros cuadrados de tierra puede producir 170 kilos de carne o 16.800 kilos de alimentos vegetales.

5. Crueldad animal

Todos apartamos la mirada o cambiamos de canal cuando vemos imágenes de mataderos o animales torturados. Yo soy la primera en evitarlo. Pero es importante ser consciente de la realidad.

Solo voy a hacer referencia a un caso; jaulas de gestación para las cerdas en granjas de producción masiva. Una vez inseminadas, las meten en las jaulas tan grandes como el tamaño de su cuerpo.

A medida que el cerdo van creciendo, el espacio les va quedando más ajustado, empiezan a desarrollar llagas en su piel por las rozaduras con las paredes de la jaula. Orinan y defecan a través de las ranuras de la jaula, creando un ambiento cargado de amoníaco, precursor de enfermedades pulmonares. Una vez la cerda da a luz, se la separa de su cría y vuelve a su jaula hasta que llega el momento de ir al matadero.

Estas son algunas de las praxis que se emplean para ahorrar dinero y aumentar la producción de carne. ¿Pero a qué costo? Los cerdos son animales incluso más inteligentes que los perros que tenemos en casa, con la única diferencia de que nunca nos hemos planteado tener un cerdo como mascota.

Con solo pensar en el maltrato animal que sufren muchas de estas criaturas, tengo claro que no quiero ser participe de este sufrimiento.

6. Hambre en el mundo

Actualmente el mundo produce suficiente comida como para alimentar 10 billones de personas. Estados Unidos solo, podría alimentar a 800 millones de personas con los cereales que se cultivan para alimentar al ganado. El hambre no es un problema de escasez, es un problema de asignación y distribución.

Fuente: Equipo CZ