Malafolla Crew | Feminismo, transgresión, controversia

Antes definían a Malafolla con las palabras feminismo, transgresión, controversia… ¿seguís con los mismos términos para definir vuestro proyecto artístico?
Por supuesto, para nosotros es importante sentirnos cómodos y orgullosos de los proyectos de los que formamos parte, y eso no podría ser así si no tuviéramos en cuenta nuestros valores. Malafolla es un poquito una parte de nosotros, así que no podría ser de otra forma, van de la mano.
Si el proyecto no tuviera estos conceptos como valores no seríamos Malafolla, seríamos otra cosa.
¿Quiénes forman Malafolla hoy?
Somos Mar Balaguer diseñadora gráfica y de moda y Víctor Dorado ilustrador y diseñador gráfico. Ambos de Mallorca.
¿Por qué este nombre?
El nombre viene de la expresión que vdecimos en catalán cuando hacemos algo con pillería o con un poco de mala baba, mala leche, y creemos que el nombre nos viene como anillo al dedo. Mucha gente nos pregunta si tenemos algo que ver con Granada porque allí tienen el concepto “Malafollá” . Y aunque su significado aquí i allí es similar, aquí la usamos sin el acento y en otros contextos, aunque si la gente piensa que viene de allí tampoco nos importa, mientras se queden con el nombre y nos conozcan.
Nos gusta el nombre porque suele provocar reacciones en la gente.
Hacéis un contenido muy social y político, con un cariz contestatario y provocativo ¿Qué podéis decir de la actualidad? ¿Pandemia o plandemia?
Pandemia, evidentemente. Eso es algo que no podemos controlar como humanos, lo que sí podemos hacer como sociedad es valorar y dar los recursos necesarios a la sanidad pública y a la investigación, y ha quedado demostrado otra vez que son absolutamente insuficientes.

Escuché en una entrevista a Lucia Etxebarria (escritora) decir que el machismo ha aumentado muchísimos ahora ¿Qué opináis al respecto?
No sabemos en qué contexto dijo esas palabras, así que no lo podemos valorar, pero lo que sí pensamos es que el machismo o las actitudes machistas siempre han estado ahí. Lo que ocurre ahora con esta nueva ola de feminismo es que el patriarcado se ve más amenazado que nunca y el machismo no quiere perder sus privilegios. Tal vez lo que pasa ahora es que es más visible que antes, porque el feminismo lo está visibilizando cada vez más. Cuanto más fuerte y organizado esté el feminismo, con más furia reaccionará el machismo.

Me gustaría hablar de temas relacionadas con el sexo, sexo en grupos, relaciones concertada a través de páginas como Tinder…el matching perfecto bla-bla-bla o el engaño perfecto que crea confusiones y otros problemas…etc ¿Qué opináis de esta “libertad”? ¿Qué aportan a la humanidad estas “ayudas”? ¿Nos hemos convertido en mercancía?
Creemos que la sexualidad se ha convertido en un escaparate o un catálogo, donde todos y cada uno de los intereses y preferencias sexuales está catalogada, etiquetada, clasificada, y evidentemente, monetizada.
El sexo es maravilloso, en cualquier forma, mientras sea consentido por todas las partes. Pero sí es cierto que puede que hayamos perdido algo de esa magia o erotismo al tenerlo todo a golpe de click.
Vivimos en tiempos que se prolífica el miedo y a consecuencia se divide la sociedad, o la sociedad está perdida y busca agarrarse o creer en algo como un futuro mejor, tener ilusión o esperanza ¿Cómo se presenta el Dios del siglo XXI?
A Dios todavía se le espera… Si nos ceñimos a la definición general que entendemos como Dios. Aunque podríamos hablar de otros “dioses” más conocidos y cercanos, y a la vez con mucho más poder real que la figura abstracta de Dios. Nos referimos a la televisión y la publicidad en el siglo pasado, y a INTERNET en el s.XXI. Ese creemos que es el verdadero Dios, y Google es su mesías.
Es cierto que el miedo es una herramienta que sirve para controlar a la sociedad, pero la solución no es agarrarse a un dios o a una esperanza sin contenido. Creemos que este miedo se vence con educación y cultura, organizándonos contra lo que no es justo, no esperando que un dios, o cualquier persona, nos salve milagrosamente.
Vivimos en una época de profundo pesimismo, pero no hay mejor momento para “organizar el pesimismo”.


Otros temas muy candentes hoy en día son el control y la vigilancia de la sociedad -El Gran Hermano- ¿Existe algo de libertad hoy en día o esta palabra no tiene sentido? Abarcando todos estos temas uno se puede preguntar ¿Qué sentido tiene la existencia? ¿Qué diríais a las generaciones que les ha tocado vivir bajo vigilancia continua?
Nosotros, que somos puros millennials, hemos visto esta progresión sin apenas darnos cuenta. Orwell tenía razón. A la vez somos cada vez más conscientes que todo progreso para una sociedad suele significar una regresión para otra. El progreso sin sentido, porque sí, en constante línea contínua será muy probablemente el causante de nuevas catástrofes.
Pensar en la existencia y el sentido de la vida nos agobia, pero puede ser más agobiante pensar en por qué tenemos la capacidad de planteárnosla. Es mejor no pensar mucho en ello.

La modernidad y la digitalización de la vida cotidiana nos aparta unos de otros ¿Podría ser nuestra tumba el nuevo orden mundial? Bueno, nos aparta y nos acerca también, no? Todo depende del uso que hagamos de la tecnología y en manos de quién esté, pero no se puede negar que por ejemplo durante el confinamiento nos ha ayudado a comunicarnos con nuestras familias y amigos. También facilita el teletrabajo, que nos permite tener una reunión con personas en otras ciudades sin tener que hacer ese desplazamiento, lo cual es mucho más sostenible. La tecnología ni es el demonio ni es la panacea, hay que buscar un término medio, y es nuestra responsabilidad también usarla correctamente y no dejar de lado nuestra vida afectiva. Abrazarse y tocarse también es importante.
¿Dónde hay que buscar el optimismo? Se esconde en las cosas pequeñas, en nuestros hábitos ¿Qué opináis? Sí, en las pequeñas cosas también, pero como hemos dicho en una pregunta anterior, para poder llegar a ser optimistas debemos organizarnos y luchar por un mañana mejor.

¿Pensáis que podéis ayudar a la sociedad con vuestra narrativa artística? Sabemos que con nuestras obras no cambiaremos el mundo ni tampoco sirve para quitar el hambre de alguien que no tiene para comer. Pero si nuestra obra sirve para remover los cimientos de la sociedad y poner sobre la mesa según que temas para plantear un debate, estaremos satisfechos.
Aldous Huxley escribió en 1932 “Un mundo Feliz” ¿Cómo imagináis vosotros un mundo Feliz? Un mundo sin desigualdades. Y eso lo engloba TODO.


¿Dónde se pueden adquirir vuestros trabajos artísticos? A través de nuestra tienda online malafollashop.bigcartel.com o visitándonos en nuestro estudio/tienda en Palma, en la Plaça Quadrado 12. También pueden encontrar algunos de nuestros productos en algunas tiendas de Palma, Barcelona o Valencia.
¿Cuáles son vuestros planes futuros? Seguir expandiéndonos como marca, aumentando nuestros puntos de venta, y seguir trabajando en proyectos interesantes con clientes o colaborando con lo que nos motive.