The Vacant Lots – Interzone

The Vacant Lots son uno de los grupos más punteros de la escena oscura de Nueva York. El dúo formado por Jared Artaud y Brian MacFadyen se ha especializado en fusionar guitarras potentes y sucias con elementos puramente electrónicos. Algo que nos lleva directamente a un grupo: Suicide. Y es que, la banda de Alan Vega es su mayor influencia, e incluso han llegado a colaborar con él en más de una ocasión. Aunque eso sí, ellos dicen que Television y los primeros grupos de rock n roll son su mayor inspiración.

Interzone’ es su tercer trabajo, y en él se han dejado llevar, dejando que todas sus influencias se fusionen. Así, nos encontramos con un disco en el que el post-punk se mezcla con ritmos más bailables, o con momentos más shoegaze. Porque sí, parece que están un poco más guitarreros que de costumbre. Solo hay que escuchar “Rescue”, el que fue su primer single. Estamos ante un tema en el que no esconden su inspiración, ni falta que les hace. Está claro que se han ido a finales de los ochenta, y a bandas como The Jesus & Mary Chain y The Love and Rockets. Y la verdad es que les ha salido muy bien. De hecho, repiten jugada en “Exit”, el tema que viene a continuación.

Personalmente, me parecen más interesantes cuando le dan más protagonismo a la electrónica. Me gusta como se van a esa oscuridad sintética en cortes como “Endless Rain” o “Into The Depths”. Temas en los que también aparece alguna guitarra que otra, pero que no resultan tan sucios como los de su faceta rockera. Y si ya se van hacia mundos más pop y melódicos, como es el caso de “Fracture”, pues mucho mejor. Eso sí, lo que me ha dejado un poco descolocado es “Payoff”, y no porque me parezca una mala canción, sino porque en ella se acercan a los primeros noventa, y a bandas como The Orb o 808 State. Aunque para terminar, prefieren relajarse un poco y dejarnos “Party’s Over”, una balada sucia que podríamos meter dentro del carro del shoegaze.

No están nada mal estos The Vacant Lots. Sobre todo, su sois de los que disfrutáis de los sonidos oscuros, como es mi caso.

Fuente: