La plandemia durará al menos hasta finales del 2021: según el pronóstico de Bill Gates “El Vacunitas”

En The Economist (propiedad de la familia Rothschild) Bill Gates da sus pronósticos sobre la evolución de la pandemia del coronavirus

Bill Gates fue uno de lo individuos que anticipó la pandemia actual. Para algunos esto lo hace sospechoso –y Gates es el favorito de las teorías de conspiración–. Desde hace años su fundación ha dedicado recursos e interés al tema de las vacunas y la prevención de epidemias.
Ciertamente Gates no es el único que anticipó un problema así, varios científicos observaron que la crisis climática y la expansión del ser humano, bajo la obligación creada por el capitalismo de seguir creciendo, abrían la puerta a posibles epidemias. A diferencia de los científicos, Gates es el segundo hombre más rico del mundo y es asociado con las más diversas teorías de conspiración, incluyendo algunas que hoy en día encuentran terreno fértil, especialmente ante la posibilidad de que la pandemia sea utilizada para crear estados de control tecnológico.
De cualquier manera, hay algo que sí es seguro, Gates ha estudiado el tema en cuestión. Entrevistado recientemente por The Economist, el creador de Microsoft dijo que considera que es muy probable que para antes del final del 2021 la pandemia habrá sido mayormente superada. Sin embargo, antes morirán millones, la mayoría en países pobres, como en India y en África.
Gates señala que estas personas no morirán en la mayor parte de los casos del virus en sí mismo sino de daños asociados, como la falta de acceso a otros medicamentos. Se incrementarán las muertes por malaria, VIH y posiblemente tuberculosis.
Aunque este panorama es oscuro, Gates cree que para finales o mediados del año que entra tendremos ciertamente una o varias vacunas eficientes. El problema será hacer llegar esas vacunas a los países pobres. Cree que los países ricos deberían de subsidiar a los más pobres. Una idea altruista (aunque seguramente será también objeto de nuevas teorías de conspiración, pues precisamente lo que se cree que es que es la vacuna lo que secretamente trastornará la salud de la humanidad). Más aún una idea necesaria, pues la pandemia ha mostrado que existe una interdependencia entre los diversos países, así que hay intereses en los países ricos de ayudar a los pobres en este sentido.
Gates manifestó su alarma ante el movimiento antivacunas, pero enfatizó que, en este caso, no es necesario que un porcentaje demasiado alto admita ser vacunado (como en el caso del sarampión, en el que se necesita una tasa de un 90% de población vacunada para evitar el contagio masivo de la enfermedad). En el caso del covid-19, una tasa de vacunación de entre el 30% y el 60% de la población debería ser suficiente para detener la pandemia.
En la entrevista, Gates discute también las diferentes respuestas de los países al virus, crítica a su propio país y señala que China cometió errores al principio pero después mostró una importante capacidad de controlar el virus,