Estos países europeos se sienten superiores a todos los demás

Un mapa del chauvinismo europeo

Europa, la cuna de la civilización occidental, es actualmente el continente que mayor expansión de sus ideas y cultura ha logrado en el mundo. Sin embargo, esto ha ocurrido, en muchos casos, no simplemente porque su cultura sea “superior”, sino de la mano de la colonización y la invasión.

El Pew Research Center se dio a la tarea de investigar qué tan diseminado está entre las naciones europeas el sentimiento de superioridad o aquello que se conoce como chauvinismo (o chovinismo), término que se originó en Francia y que alude a un nacionalismo exacerbado y excluyente de toda otra forma de pensamiento o actitud frente al mundo.

En contra del estereotipo, no son los franceses ni los ingleses los que se consideran superiores, o al menos estas naciones no son las más chauvinistas de Europa, ni mucho menos.

Para llegar a estos resultados, el Pew Research Center preguntó a habitantes de treinta y tres países europeos si están de acuerdo con la siguiente frase: “Nuestra gente no es perfecta, pero nuestra cultura es superior a las demás”. 

En Grecia, el 89% de las personas encuestadas estuvo de acuerdo con la afirmación. Acaso Grecia no olvida que la cultura europea tiene su gran luz en la cultura helénica. Grecia fue seguida de países del este de Europa: Georgia (85%), Armenia (84%), Rusia (69%), Bulgaria (69%), Bosnia (68%), Rumanía (66%) y Serbia (65%). Quizá estos países figuran tan alto porque muchos de ellos han vivido conflictos étnicos y religiosos en décadas recientes, en los cuales se han enfrentado a otras naciones que consideran inferiores (en otras palabras, para sentirse superior es necesario hacerse de enemigos). Otro factor que podría tomarse en cuenta es el desarrollo educativo de estos países, la calidad de su sistema de escolarización y los contenidos que se imparten a lo largo de la formación educativa de la población. Una educación abierta a otras perspectivas suele ser clave para formar ciudadanos tolerantes, respetuosos y abiertos a otras formas de pensar y vivir en el mundo.

Notablemente, España resultó ser el país que menos sensación tiene de ser la cultura superior: tan sólo dos de cada diez personas encuestadas estuvieron de acuerdo con la afirmación propuesta. A España la siguieron Bélgica, Estonia (ambos con 23%), Suecia (26%) y los Países Bajos (31%) como naciones que, al menos según esta encuesta, manifestaron cierta humildad o al menos cierta conciencia de que sentirse superiores es un tanto absurdo.