¿Por qué Elon Musk va a llevar marihuana al espacio?

SpaceX, la empresa del fundador de Tesla, llevará 480 plantas de cannabis a la Estación Espacial Internacional, en colaboración con la NASA, una empresa agrícola y una universidad

En marzo de 2020, la nave SpaceX CRS-20 —propiedad del fundador de Tesla, Elon Musk— llegará a la Estación Espacial Internacional con algo nunca antes visto a 400 kilómetros de altura: marihuana.

La compañía Front Range Biosciences (FRB), una empresa agrícola dedicada a la alteración genética del cáñamo y del café, ha anunciado su acuerdo con el gigante tecnológico para enviar al espacio casi 500 plantas de cannabis, con el objetivo de estudiar cómo afecta la gravedad cero al metabolismo y a la expresión génica a estos vegetales. Según expresan en un comunicado, “FRB proporciona el cultivo y SpaceCells, la experiencia, la gestión y la financiación del proyecto”.

A través de un ‘software’, se controlará la evolución de los ejemplares, junto a la colaboración de astronautas de la NASA, que introducirán los datos en el sistema, y la Universidad de Colorado (EEUU). Los ejemplares que se enviarán pertenecen a una variante legal de la marihuana, con bajos niveles de THC, la sustancia psicoactiva del cannabis, que altera el sistema nervioso.

Tras un mes en una incubadora espacial, las plantas de marihuana y café volverán a la Tierra, donde serán estudiadas por Front Range Biosciences, con el objetivo de obtener nuevas aplicaciones comerciales de ambos productos, además de conocer cómo manejan el estrés los vegetales tras un cambio de ambiente tan drástico como este.

“Hay una gran oportunidad para traer al mercado nuevos quimiotipos, así como plantas que pueden adaptarse mejor a las condiciones de sequía y frío. Esperamos demostrar a través de estas y otras misiones que podemos adaptar el suministro de alimentos al aumento de las temperaturas provocado por el cambio climático”, expuso Peter McCullagh, CEO de SpaceCells, en un comunicado.

En un futuro cercano, expresa ambas compañías en conjunto, no se descarta que la propia tripulación de una nave espacial plante y cultive estas y otras especies, para analizar la evolución de las plantas a lo largo de su proceso de crecimiento.