Lynn Hershman, figura clave de la performance y el video feminista internacional

Lynn Hershman es una de las figuras clave de la performance y el video feminista internacional. Recorremos su trayectoria, partiendo de la exposición monográfica que el Centro dos de Mayo de Móstoles le ha dedicado.

La muestra Primera persona Plural alude a su proyecto icónico: una serie de video-diarios rodados a lo largo de 12 años. Se trata de una autobiografía en video que analiza la construcción de la identidad y el papel de la tecnología en nuestra intimidad, para confirmarnos “que lo personal es político”.

A lo largo del capítulo, guiadas por las palabras de la propia artista, revisaremos las motivaciones que llevaron a Lynn a realizar un proyecto como “First Person Plural: The Electronic Diaries” (1984-1996). Este trabajo aborda la construcción de la identidad a través del uso del vídeo, para definir quiénes somos, y el modo en que el medio influye en las personas.

Hay que considerar que en la época en que fue realizada la obra, pocos artistas abordaban de un modo directo el maltrato físico, el incesto u otros traumas, de ahí el gran valor de esta obra pionera.

Hoy por fin se ha reconocido el valor de las mujeres, y de las artistas mujeres; a lo mejor no tanto como se debiera, pero sin duda más que antes”. L.H.

Pionera de la imagen videográfica y del arte feminista

Como pionera del uso de la imagen videográfica en las artes, Lynn Hershman, nos recuerda la revolución que supuso utilizar la herramienta vídeo desde finales de los años 60, y podremos ver algunas de sus primeras obras de videoarte: A Commercial for Myself (1978), Commercials for New York Hotel Rooms (Plaza, Chelsea and Y.W.C.A.) (1974) y Dante Hotel (1972-1973).

Tampoco hay que olvidar la labor que ha hecho recopilando la memoria del arte feminista. En el documental Women Art Revolution (2010), durante 42 años entrevistó a 65 artistas y su película se convirtió en el único documento que deja constancia de los orígenes del movimiento feminista de EE.UU.

Arte y ciencia

Lynn Hershman estudió biología y este interés científico se plasma en su práctica, que con frecuencia alude a las relaciones y mutaciones del cuerpo con la tecnología. Además de algunas de sus instalaciones escultóricas tempranas (Beathing Machine,1968), analizaremos con ella el papel que cumplen los alter-egos en su carrera y las investigaciones en torno a la vida articifial (Seduction of a Cyborg, 1994).

Entre sus alter-egos más conocidos figuran Berta y Lorna.

Roberta fue un vehículo que usé durante diez años, y que me permitió mostrar por lo que tenía que pasar una mujer arquetípica para sobrevivir y demostrar su realidad” L.H.

En conclusión, acceder a los trabajos seminales de Lynn Hershman y al modo en cómo los revisita hoy, nos permite poner su obra en relación con comportamientos actuales entorno a la intimidad y las tecnologías.

Ver cómo se desarrolla un proyecto en vídeo a lo largo del tiempo, y como la resolución de la imagen cambia, es una forma de contar esta historia que prefigura el uso actual del selfie y de YouTube… Todas esas cosas que han ocurrido desde 2010, pero no existían en 1984, cuando yo empecé”. L.H.