¿En qué consiste el ritual místico del sapo ‘bufo alvarius’ por el que han detenido a Nacho Vidal?

Una dosis fumada provoca diez minutos de una experiencia que puede ser «muy intensa»

El actor de cine porno Nacho Vidal ha sido detenido junto a un familiar y a una empleada suya por su presunta implicación en un homicidio imprudente durante la celebración de un ritual místico basado en la inhalación de vapores de veneno de sapo ocurrido en julio de 2019. Este ritual, que se practica con la especie de sapo ‘Bufo alvarius’, es una costumbre habitual entre los seri, una de las trece tribus del desierto de Sonora, en México.

El ‘Bufo alvarius’, un sapo endémico del desierto de Sonora, que abarca parte de México, California y Arizona, vive diez meses bajo tierra. Los otros dos, coincidentes con la época de lluvias, sale para hincharse a mosquitos y aparearse. Es entonces cuando los autóctonos buscan al batracio para ‘ordeñarlo’, apretando sus glándulas parótidas contra un vidrio. Ese líquido blanco, la bufotenina, se seca y ya está listo para que usarse como 5-MEO-DMT, el enteógeno más potente del mundo.

Una dosis fumada provoca diez minutos de una experiencia que puede ser «muy intensa», según Energy Control, un proyecto de la ONG Asociación, Bienestar y Desarrollo (ABD) para ofrecer información, asesoramiento y formación sobre drogas con el fin de disminuir los riesgos de su consumo. Y añade: «Es una experiencia muy visual, tiene un carácter geométrico y a veces te lleva a encontrar diferentes formas de vida o seres. Una experiencia muy fuerte que genera fascinación y respeto».

La droga no es de carácter recreativo y, al escasear el ‘Bufo alvarius’, apenas existe un tráfico clandestino porque, además, es muy peligroso tomarla sin un experto al lado. La fama de la droga del sapo va en aumento y ya ha aparecido en algunas series como ‘Sense 8’ y hasta en ‘Los Simpson’, donde Homer vive uno de esos viajes psicodélicos después de chupar un sapo. Esas experiencias místicas que provoca también le han valido el sobrenombre de la ‘molécula espiritual’, pero algunos gobiernos, como el de Estados Unidos, no se tragan este enfoque que le dan sus defensores, y la DEA (la Agencia Antidroga de Estados Unidos) la ha calificado como un estupefaciente muy peligroso e ilegal.

Fuente: ideal.es