The Jesus and Mary Chain tocarán Darklands en Primavera Sound Barcelona

The Jesus and Mary Chain actuaran en el Primavera Sound de Barcelona el próximo 3 de junio en el que tocarán al completo su segundo trabajo, Darklands (1987). Una ocasión más que pintada para recordar su legado. Ahora que parece estar más de moda hablar de post punk y no de rock and roll, ahora que los hermanos Reid son algo de culto, creo que tiene mucho sentido hablar de por qué existe algo que podríamos llamar terrorismo sonoro. Existen psicópatas armados con guitarras, y uno de los mejores exponentes de lo mucho que la locura puede aportar a la música es The Jesus and Mary Chain.
Hay un montón de chavales por ahí metiendo distorsión y feedback a sus guitarras baratas, pero lo que The Jesus and Mary Chain tiene y los demás no, es un componente malvado, casi enfermizo. Incluso en sus primeros conciertos, con la guitarra de Jim Reid sin afinar, con una batería hecha pedazos y un bajo que sólo tenía dos cuerdas, el proyecto demencial de los Reid suena como sonará en el futuro. Son diferentes. Están locos.

Watch the official music video for ‘Darklands’ by The Jesus and Mary Chain. “Darklands” is the second album by Scottish alternative rock band The Jesus and Mary Chain. The album marks a turning point in the band’s music, going from the savage noise-pop of Psychocandy, to a more melodic indie/alternative sound.

¿Qué hacer después de pergeñar un disco de debut del calibre de Psychocandy, que contiene en sí mismo toda la corriente estilística del noise pop? The Jesus and Mary Chain podrían haber seguido escarbando en la distorsión pero, en lugar de eso, vieron más apropiado mostrar el forro de su arte, descubriendo al mundo que, debajo de todo el estrépito, los hermanos Reid siempre tuvieron las melodías en la punta de los dedos. Darklands trocó la saturación sónica por el eco y los espacios, abrazando la melancolía como fetiche. Ver al grupo interpretar el cielo más despejado de su discografía es lo más cerca que estaremos de ver latir su corazón al desnudo; aunque, una vez se han metido los dedos en el enchufe, es difícil desengancharse del placentero puñetazo del calambre. Por eso, agazapado tras el perfil definido de estas canciones, se percibe un rumor de tormenta, que anuncia la inevitable llegada del chaparrón de hits envueltos en alambre de púas.

ENG: What do you do after making a debut album of the calibre of Psychocandy, that contains all the stylistic current of noise pop on it? The Jesus and Mary Chain could have continued delving into distortion but, instead they opted to reveal the insides of their art, showing the world that under all that racket the Reid brothers always had melodies at their fingertips. Darklands exchanged sonic saturation for echoes and spaces, embracing melancholy as a fetish. Watching the band playing the bluest skies of its discography is the closest we will ever get to seeing their bare hearts beating. However, once they have shoved their fingers into the socket it is difficult to break free from the pleasurable rush of electricity racing through your body. That is why, behind the defined outline of those songs, you can sense the rumble of a storm that announces the inevitable arrival of a downpour of hits wrapped in barbed wire.