Maleva restaurante | Culto a la carne y al fuego

Los asados al fuego y brasa son las maneras de cocinar más antiguas que existen. Ya desde que el hombre dominó el uso del fuego y empezó a cocinar la comida de manera intencionada, para mejorar su sabor y sobre todo su digestibilidad.

Maleva sigue la tradición y como propuestas carnívoras de excepción cuentan con un impecable chuletón; el espectacular Tomahawk; tuétano asado con crujiente de hierbas y panko; la paletilla de cordero lechal mallorquín; codornices y la lubina a la estaca. Si quieres comer ‘porcella’, carne de wagyú japonés, carnes exóticas o costillar a tres temperaturas, puedes encargarlo con antelación.

A la brasa de madera de olivo preparan uno de los mejores chuletones madurados de Palma, perfecto para dos personas y con su toque idóneo de sal. Tierno y jugoso, en su punto justo, y con una proporción de grasa que lo convierte en una pieza irresistible para los amantes de la carne, también gracias al mimo con el que se prepara antes de salir a la mesa. No faltan el entrecot y el solomillo de ternera mallorquina a la brasa, piezas más manejables con las que también se puede disfrutar con cuchillo y tenedor. Elaboran un steak tartar con piñones, huevo de codorniz y hinojo marino para chuparse los dedos.

Calle Ca’n Salat, 1. Palma. Mallorca. Tel. 971 01 77 60
Horario: L-M-X-J-V-S-D: 12:00-23:30h