5 obras imperdibles para conocer a Edgar Allan Poe, a 170 años de su muerte

El autor estadounidense es uno de los maestros universales del relato corto y padre del relato detectivesco, entre otros logros que cambiaron para siempre la literatura. En esta nota, una selección de las obras clásicas

Edgar Allan Poe es uno de esos personajes cruciales en la historia de la literatura. En la actualidad, su obra sigue siendo reeditada y la potencia de su pluma no perdió vigencia, atravesó los cambios de época y de estilo. Es, sin dudas, el padre de mucho de lo que hoy aún se escribe.

Para comenzar, es considerado uno de los maestros universales del relato corto, el tempo del autor estadounidense continúa siendo objeto de estudio por los catedráticos y de admiración por los lectores. Renovó la tradición de la novela gótica, generando una nueva abordaje con respecto a las historias de terror, en ese sentido, Poe generó una escuela que dominó la escena literaria por muchísimo tiempo. Como si no fuera suficiente, a su oscuro espíritu innovador se le debe sumar que inventó el relato detectivesco e incluso llegó a jugar con la ciencia ficción en algunos de sus cuentos.

A continuación una selección básica y clásica, de las obras que todo amante de la literatura debe leer sobre Edgar Allan Poe, quien falleció con solo 40 años el 7 de octubre de 1849, en Baltimore.

Los crímenes de la calle Morgue

Esta obra es fundacional. Es el texto padre que inaugura el género policial moderno de detectives y también plantea por primera vez en la historia literaria un misterio de “habitación cerrada”. Esto significa que el espacio donde se produce el crimen es muy limitado y los elementos narrativos son esenciales para desentrañarlo.

Fue publicado por primera vez en 1941 en Graham Lady’s and Gentleman’s Magazine y allí introduce a Auguste Dupin, su detective sagaz, deductivo y misántropo. La historia se centra en el doble femicidio de una madre y su hija. Cuando la policía no no encuentra respuestas, ni pistas, se convoca a Dupin, quien resuelve el conflicto de manera sorprendente.

La serie se continúa con dos relatos: El misterio de Marie Roget, publicado en forma de folletín en la revista Ladie’s Companion, entre noviembre de 1842 y febrero de 1843, donde también se narra un doble femicidio, y se cierra con La carta robada, publicado en diciembre de 1844.

El gato negro

Considerado como uno de los relatos más espeluznantes de la historia de la literatura, la obra fue publicada de manera original en el periódico Saturday Evening Post de Filadelfia, en agosto del 1843. El cuento es, además, considerado como esencial en lo que en la actualidad se conoce como terror psicológico.

La historia se centra en un matrimonio joven, que llevan una vida tranquila junto a sus mascotas hasta que él comienza a tener problemas de alcohol. “La perversidad es uno de los primitivos impulsos del corazón humano”, escribe el autor.

En un ataque de furia, el hombre asesina al gato negro y allí comienza una caída hacia un abismo de perturbaciones. La pareja ingresa en una crisis profunda de características violentas y la reaparición del gato negro lleva aún más lejos los problemas, hasta llegar a su famoso desenlace.

El corazón delator

Junto al poema El Cuervo, quizá la obra que tuve mayor llegada a la cultura pop. Este cuento, publicado por primera vez en el periódico literario The Pioneer en 1843, plantea la relación entre dos personas, de las que se desconoce en realidad si tienen algún tipo de parentesco.

Allí un narrador anónimo se obsesiona con el ojo enfermo -“ojo de buitre”- de un anciano con el cual convive, hasta que decide asesinarlo luego de una planeación fría y calculadora: los desmembra y entierra debajo de un piso de su hogar. Otra vez la cuestión psicológica aparece en escena, ya que el asesino no soporta la presión y alucina que el corazón, delator, late debajo de las maderas.

El cuervo 

Publicado por primera vez en 1845, es sin dudas su poema más importante y también el más exitoso, ya que le generó reconocimiento mundial.

El texto se centra en una visita misteriosa, la de un cuervo parlante, que llega a la casa de un hombre dolorido por mal de amores. Allí, la presencia del animal va acompañando el proceso de desesperación y locura del joven estudiante. El Nevermore (Nunca más) que el pájaro repite de manera sistemática es una referencia inconfundible.

La caída de la casa Usher

Publicado por la revista Burton’s Gentleman’s Magazine, en 1839, el cuento es considerado uno de los mejores trabajos del autor estadounidense.

En éste se narra la visita de un joven caballero a Roderick Usher, un amigo de la infancia, devenido en artista excéntrico, que vive recluido junto a su hipocondríaca hermana. Tras la sorpresiva muerte de Usher deciden depositar sus restos en una cripta; sin embargo, no pasará mucho tiempo antes de que comiencen a tener lugar acontecimientos cada vez más misteriosos.