“Somos lo que somos” | Para sibaritas del sabroso horror sureño

  • Dirección: Jim Mickle
  • Reparto: Bill Sage, Julia Garner, Kelly McGillis, Michael Parks, Wyatt Russell, Odeya Rush, Nick Damici, Kassie Depaiva, Jack Gore, Ambyr Childers
  • Título en V.O: We are what we are
  • Nacionalidad: USA
  • Año: 2013
  • Duración: 105
  • Género: Terror
  • Guión: Jim Mickle, Nick Damici
  • Fotografía: Ryan Samul
  • Música: Jeff Grace


Sinopsis: En su pequeña ciudad, los Parker son conocidos por su discreción y carácter ermitaño. En la intimidad, el padre, Frank, dirige su familia con firme severidad. Después de la inesperada muerte de su madre, las hijas adolescentes Iris y Rose deben empezar a cuidar de su hermano pequeño Rory. No tardarán mucho en descubrir que sus nuevas responsabilidades van mucho más allá de lo que pueden afrontar. Por órdenes de su padre, ellas deben continuar, cueste lo que cueste, con la ancestral y macabra tradición familiar. Pero cuando una lluvia torrencial golpea la región y el río de la ciudad se desborda, las autoridades locales empiezan a descubrir pistas que les llevan muy cerca del secreto de la familia Parker.

La familia entendida como ecosistema atroz condenado al hundimiento; las relaciones paternofiliales como una caja de Pandora llena de gusanos; la religión como mero pórtico a la psicopatía. Somos lo que somos no es un remake, sino una reconceptualización del original mexicano -Somos lo que hay (J.M. Grau, 2010)-, que sitúa la historia en las raíces del american gothic. El resultado: un cuento de hadas retorcido para espectadores con apetito por lo siniestro. Jim Mickle da con un ritmo sinuoso y tétrico que nos sumerge en la boca del lobo, en la perspectiva de un monstruo que, en realidad, es otra víctima más de una herencia podrida. Su delicada metáfora sobre la toma de conciencia de una nueva generación con respecto a los pecados de sus padres no pasará desapercibida entre los amantes del gore con comentario social. Por Noel Ceballos

ENG: The Parkers have always kept to themselves, and for good reason. Behind closed doors, patriarch Frank rules his family with a rigorous fervor, determined to keep his ancestral customs intact at any cost. As a torrential rainstorm moves into the area, tragedy strikes and his daughters Iris and Rose are forced to assume responsibilities that extend beyond those of a typical family. As the unrelenting downpour continues to flood their small town, the local authorities begin to uncover clues that bring them closer to the secret that the Parkers have held closely for so many years.