Libros que te recomendaría Aldous Huxley

Desde que se encendió la primera bombilla en el mundo, el humano decidió que la ciencia y, por consiguiente, la tecnología, se convertirían en las mejores herramientas para enfrentar la más temible fiera del universo: la naturaleza. Así se inició una historia de prueba y error, de mejorías y descubrimientos que poco a poco se fueron adaptando a la sociedad para mejorar la vida de todos los habitantes. Sin embargo, hay un momento en la historia en el que el beneficio humano se vio opacado por los problemas que conllevaban los avances tecnológicos.

En este futuro distópico la perfección se había alcanzado tras eliminar el arte, la literatura, la filosofía y la diversidad cultural. Se alcazaba el bienestar supremo cuando la tecnología emancipó al humano de la sensibilidad, reflexión y crítica. Para Huxley, ese era el costo para un “Mundo feliz“. Por su puesto, esta metáfora la elaboró el autor con fines reflexivo y críticos, denunciado los posibles caminos que tomaría la humanidad en un futuro si no le ponía un alto a sus ansias por alcanzar la perfección.

Siguiendo este discurso, y porque muchos otros grandes escritores también se proyectaron al futuro para presentar el cúmulo de posibilidades que conllevan la avaricia, el poder y el egoísmo, aquí hay algunas novelas que le hubieran gustado a Aldous Huxley porque enriquecerían sus ideas. Estos son los libros que él probablemente te hubiera recomendado.

“Mundo de día”, Philip José Farmer

Farmer construyó un mundo muy extraño en su novela. Según él, en un futuro no muy cercano, la sobrepoblación será un grave problema. La sociedad se vuelve un caos porque ya no hay espacio, ni siquiera para moverse de manera digna. Ante esta situación, la figura de autoridad llamada Immers decretó que las personas deben permanecer dormidas seis días a la semana y un día despiertas, de tal forma que los individuos a los que les toque estar en vigilia los días martes, por ejemplo, tengan una gran libertad y espacio para moverse. Como siempre, existe un ser rebelde que se opone en vivir un día a la semana y comenzará a indagar en los propósitos del misterioso Estado porque tiene el presentimiento de que hay algo mucho más conflictivo detrás.


“Un mundo devastado”, Brian Aldiss

La historia de Aldiss retoma de nuevo el factor de la sobrepoblación, pero no se tira a lo fantástico. Él describe cómo el humano quiso remediar los problemas alimenticios construyendo enormes máquinas complejas que ayuden al mantenimiento y producción de frutos y verduras. Como hay una urgencia por la comida, los humanos comienzan a usar extraños químicos que terminan intoxicando al mundo y convirtiéndolos en monstruos brutales. La sociedad comienza a colapsar por el hambre, la educación deja de ser una necesidad y la religión se transforma de maneras siniestras debido a que la gente tiene una urgencia de buscar nuevos dioses que calmen su desesperación.

“Androide Karenina”, Ben H. Winters

Desde el título se puede saber que se trata de una parodia o pastiche tecnológico sobre la novela de León Tolstói. En esta Rusia moderna proliferan los autómatas, androides y toda variantes de robots que se mueven bajo un estricto código moral y ética inquebrantable muy al estilo de Isaac Asimov. Las parejas de la novela original se conservan, pero todo es envuelto en una siniestra sombra. Tanto el esposo de Ana Karenina como un grupo de científicos opositores organizan una serie de ataques clandestinos a todos aquellos que posean un androide doméstico, un asunto que pondrá a prueba la relación de la pareja, hasta entonces entre humanos, pero que esconde un secreto aceitado, lleno de engranajes y mecanismos perfectamente disimulados.


“En los días del cometa”, H. G. Wells 

Un cometa entra en contacto con la atmósfera. Los químicos que desprende modifican las estructuras moleculares del aire, haciendo que se cree una nueva sustancia, que al ser aspirada por el hombre curará todas sus enfermedades, debilidades y malformaciones. El personaje principal está apunto de matar a su pareja como venganza y paralelamente su país está por desatar una de las más grandes guerras de toda la historia. Cuando el astro pasa por el aire y se crea el efecto mágico, la raza humana encontrará una extraña sensación de bienestar que la motivará a reflexionar sobre sus necesidades destructivas. Es aquí cuando empieza la maravilla de la obra.

“Hijos de hombres”, P. D. James

En el año 2021 el mundo se vuelve un caos porque llega una plaga de infertilidad. Ni siquiera con los grandes avances en la ciencia de la época se logra que una mujer quede embarazada. Los últimos niños en nacer son llamados Omegas y se los considera una raza no completamente humana. No obstante, y a pesar de verse cara a cara con la extinción, los humanos continúan su ritmo de vida con pocas alteraciones fundamentales, aunque con ligeros cambios en sus intereses y ambiciones. “Hijos de Hombres” nos presenta una realidad aterradora pero con una lógica interna impecable. P. D. James parece haberlo considerado todo para que su Inglaterra preapocalíptica sea lo más congruente posible. 

“Si esto continúa”, Robert A. Heinlein 

La sociedad se encuentra gobernada por un culto nombrado “profetas”. Ellos utilizaron los medios de comunicación y la psicología para generar una histeria colectiva y tomar el control de los individuos. Lo que encontrarán interesante muchas personas es que la novela se fundamenta en la masonería para darle una identidad a los gobiernos tiranos que gobiernan el mundo. En este futuro distópico hay un grupo de personas que gestarán una revolución para tratar de reestablecer el orden, sin saber que, en realidad, anteriormente vivían de una manera desordenada.

Cada uno de estos libros presenta futuros alterados. Algunos son muy trágicos y fantásticos, y otros revelan el posible camino por el que podríamos perecer si no nos comprometemos con la vida, la verdad y la sociedad. Si las cosas se van por el camino equivocado, después vamos a necesitar los libros que demuestran que soñar es mejor que vivir. Por cierto, el cine también trabajó con futuros distópicos y se encuentran en las mejores 7 películas de ciencia ficción que puedes ver en Netflix.

Por: Alejandro Arroyo Cano