Katrien de Blauwer | Un proceso de búsqueda de lenguaje propio

“Las emociones siempre han sido la fuerza impulsora y la principal consideración en lo que hago. Me siento muy atraída por lo incómodo de las emociones humanas: el dolor, la tristeza, la pérdida o el deseo. Hablo sobre la vida y la muerte, lo que somos, lo que significa y cómo somos amados. Me gusta la inmediatez de las imágenes y su presencia. Con los recortes idiosincrásicos, condensados y pastas, trato de relatar una historia propia. Al hacerlo, aparecen a menudo sin darme cuenta, los nuevos significados y asociaciones, que también tienen un efecto terapéutico sobre mí. Es un proceso de búsqueda de mi propia lengua” .

Katrien de Blauwer nació en la pequeña ciudad provincial de Ronse (Bélgica). Después de una infancia problemática, se mudó a Gante a una edad temprana para estudiar pintura. Más tarde asistió a la Royal Academy de Amberes para estudiar moda. Un estudio que abandonó. Fue en ese momento que hizo sus primeros libros de collage, en realidad estudios y libros de humor para colecciones de moda. A una edad posterior comenzó a recolectar, recortar y reciclar imágenes como auto investigación terapéutica.

El arte es garantía de cordura.
Louise Bourgeois

Katrien De Blauwer se hace llamar “fotógrafa sin cámara”. Recopila y recicla cuadros, fotografías de revistas y documentos antiguos. Su trabajo es, al mismo tiempo, íntimo, directamente relacionado con nuestro inconsciente, y anónimo gracias al uso de imágenes encontradas que posteriormente recorta y compone. De esta manera, su historia personal se convierte en la historia de todos. El collage efectúa una especie de universalización, enfatizando la imposibilidad de identificarse con un solo individuo y permitiendo reconocerse en la historia. La artista se convierte en una intermediaria neutral: sin ser la autora de las fotografías, se apropia y las integra en su propio mundo interior, un mundo que revela en tercera persona.

No vemos las cosas como son,
Las vemos como somos.

Anais Nin

Katrien De Blauwer da un nuevo sentido y vida a lo que es residual, salvando imágenes de la destrucción e incluyéndolos en una nueva narración que combina intimidad y anonimato. Su trabajo por lo tanto trata de la memoria, básicamente. Memoria por acumulación y no por sustracción. Su trabajo nos recuerda los procedimientos de fotomontaje o edición de películas. El corte se utiliza como un marco que marca lo esencial.

ENG: Katrien de Blauwer was born in the small provincial town of Ronse (Belgium). After a troubled childhood, She moved to Ghent at a young age to study painting. Later she attended the Royal Academy in Antwerp to study fashion. A study she abandoned. It was at that time she made her first collage books, actually studies and moodbooks for fashion collections. At a later age she began collecting, cutting and recycling images as therapeutic self investigation.

Art is a guaranty of sanity.
Louise Bourgeois

Katrien De Blauwer calls herself a “photographer without a camera”. She collects and recycles pictures and photos from old magazines and papers. Her work is, at the same time, intimate, directly corresponding with our unconscious, and anonymous thanks to the use of found images and body parts that have been cut away. This way, her personal history becomes the history of everyone. The collage effects a kind of universalisation, emphasizing the impossibility to identify with a single individual, yet allowing to recognize oneself in the story. The artist becomes a neutral intermediary: without being the author of the photographs, she appropriates and integrates them into her own interior world, a world she’s revealing in third person.

We don’t see things as they are,
we see them as we are.

Anais Nin

Katrien De Blauwer gives new meaning and life to what is residual, saving images from destruction and including them in a new narration that combines intimacy and anonymity. Her work therefore deals with memory, basically. Memory by accumulation rather than by substraction. Her work brings to mind the procedures of photomontage or film editing. The cut being used as a frame that marks the essential.