¿Conoces el Txoko de Santa Eulalia?

El galardonado chef vasco Igor Rodríguez afronta un nuevo reto gastronómico y se pone al frente de los fogones con un nuevo espacio de restauración donde disfrutar de una comida excelente.

En este nuevo espacio gastronómico, el galardonado chef Igor Rodríguez, recoge la auténtica filosofía de la gastronomía y hospitalidad vascas. Un lugar donde la rica y sabrosa comida se adapta de manera atractiva e inigualable a los nuevos tiempos, nuevas tendencias y nuevos deseos. Esta delicada combinación convierte su carta en un tesoro de placeres, imaginación y sorpresas. Las materias primas más selectas, los sabores más diversos y las diferentes texturas se enlazan con la experiencia y el arte culinario para dar vida a diferentes platos con sabores permanentes.

Ambiente y cultura vasca

Ensaimada de cangrejo de río’, un pintxo creación del chef Igor Rodríguez, con el cual se alzó con el primer premio en la XIIIª edición del Concurso Nacional de Pinchos y Tapas Ciudad de Valladolid

En “El Txoko de Santa Eulalia” sirven una cocina tradicional con toques de autor y consta de dos ambientes gastronómicos diferenciados, una zona en la que se sirve un menú ejecutivo y una carta con cocina de autor, y la zona de barra dónde se puede degustar pinchos vascos y tapas de alta cocina. Al igual que las tabernas del País Vasco, la barra es el lugar por excelencia para disfrutar de los pintxos y del tapeo de una manera informal, amigable y familiar. La bodega, se transforma en un lugar destacable donde se puede degustar toda la variedad de vinos que acompañan a cada una de las especialidades culinarias.

El concepto “Txoko”

Es un lugar donde se cocina para la familia y los amigos, un templo de la materia prima, un lugar de encuentro con las personas con las que compartir ratos inolvidables.

El chef Igor Rodríguez

Aquí el chef selecciona una extensa variedad de platos colmados de sabiduría y buenos ingredientes donde no faltan los productos de mar, verduras frescas y carne de la calidad más selecta. “La clave para afrontar este nuevo proyecto es a confianza que los socios han depositado en mi y en mi cocina, y la implicación de todos en este nuevo desafío”, comenta Igor.