Rafael Toral | El retorno de los circuitos vivientes

Basta ver al portugués Rafael Toral en acción para darse cuenta de que la música existe en cualquier resquicio posible: desde en un instrumento convencional hasta en lo más polvoso de un, en apariencia inerte, circuito electrónico. Oriundo de la ciudad de Lisboa, Rafael Toral es, en primera instancia, un guitarrista que por varios años trabajó con el instrumento apoyado en software. Sin embargo, al llegar a la cima de esta etapa creativa con el bellísimo Violence of Discover and Calm of Acceptance (Touch, 2001), el portugués temía entrar en una zona de confort si continuaba dentro de ese sendero. Es en este punto cuando decide torcer la tuerca y generar Space Program, trabajo que el propio autor describe como “melódico pero sin notas; rítmico pero sin beat; familiar pero extraño y; meticuloso pero radicalmente libre”.

<a href="http://https://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/album=3874454140/size=large/bgcol=ffffff/linkcol=0687f5/tracklist=false/artwork=small/transparent=true/“>BANDCAMP
Space Program ha llevado a Toral a terrenos por demás inestables y de descubrimiento contínuo, tanto para él como para quien se acerca a este trabajo. Space Program es un cuestionamiento al origen académico que dio a luz a la música electrónica experimental. Por ello, Toral se interesa en ser un artista venido de dicha estética pero tratando de situarse en la cultura del jazz, cultura eminentemente popular…BUM.
Si, es un golpe, porque a partir de esta idea Toral aprovecha y contrapone las posibilidades de ambas tradiciones para generar un nuevo lenguaje. El portugués está convencido de que si la música electrónica hubiera surgido de la cultura popular del jazz y no de las academias y la tradición de la música clásica, los resultados serían totalmente distintos. Es precisamente por esta razón que Space Program es un proyecto por demás atractivo. De hecho, Toral plantea que la música generada por Space Program podría llamársele jazz contemporáneo si se sigue la línea evolutiva y natural del género sin contar la regresión que sufrió en la década de los 80.

Sin embargo, y más allá de situarse en un plano imaginario en la historia de la música, Rafael Toral visualiza Space Program como una contribución a la musicalidad. La música electrónica, en su mayoría, ha puesto especial importancia a la obra terminada y a las fuentes sonoras que la generan dejando de lado al individuo/músico como tal. Por ello, el portugués pone el acento precisamente en este tema. Para él es fundamental la intuición, la gestualidad y la fisicalidad de la música en el proceso interpretativo. Por lo anterior, ha intervenido y creado sus propios instrumentos electrónicos, los cuales, carecen de un vocabulario y técnica previas para tocarlos. Los instrumentos de Toral tienen un comportamiento poco predecible y aceptan parcialmente el control del intérprete. El resultado es una tensión permanente entre las decisiones musicales específicas del músico y las probabilidades de respuesta del instrumento. De este modo, Space Program se convierte en una innovadora teoría que cuestiona y enriquece distintas culturas que, si bien tienen puntos de contacto, jamás se había generado una hibridación como la que plantea Rafael Toral. El portugués, a partir de las diferencias, encuentra puntos en común para mantener el cambio constante en la música y, sobre todo, para acercarnos como seres humanos.

Anuncios